yudiario

Este es el diario de los yudocas, yu-yitsucas y deportistas que participan en las clases dirigidas por Wladimiro Martín, Cristina Carbonell, Rodolfo Cruz, Alberto Álvarez, Sergio Cortés, María Carbonell, Marina Cabrero y Raúl Abial. Esta es la voz del CDE WLAC Yudo y de la Asociación de YUdocas y Deportistas de Acción Social (AYUDAS) Madrid. (Spain).

Pago Pay Pal EEDDMM de Parla
Defensa de patada photo Patada-para-GIF.gif

27.4.07

El presidente de la Federación Internacional de Yudo, Park Yong-sung, quedó suspendido del COI por violar los principios éticos del organismo


Aquí tenéis esta noticia de EFE publicada el jueves 26 de abril
¿En qué manos están las riendas internacionales de nuestro querido yudo?


PEKÍN -- El Comité Olímpico Internacional decidió el jueves suspender "como miembro de cualquier comisión del COI" durante cinco años al presidente de la Federación Internacional de Judo, el surcoreano Park Yong-Sung, por violar los principios éticos del organismo.
Según anunció el jueves la portavoz de la organización deportiva, Giselle Davis, Park Yong-sung violó los principios de la Carta Olímpica y el código ético del COI, y menoscabó la reputación del movimiento olímpico, por lo que será suspendido como miembro de cualquier comisión del COI durante cinco años.
Park Yong-sung fue condenado en febrero de 2006 por la Justicia surcoreana a tres años de cárcel, con suspensión de la pena, tras ser acusado de malversación de fondos como presidente del grupo empresarial Doosan.
El 9 de febrero, Park fue amnistiado por el presidente surcoreano, Roh Moo-hyun, hecho que no influyó en la decisión del COI, según Davies, "ya que de todas formas violó los principios del Comité Olímpico".
La sanción a Park podría afectar a la candidatura que la ciudad surcoreana de Pyeongchang presenta para los JJOO de Invierno de 2014, de la misma forma que la candidatura de la austríaca Salzburgo puede verse salpicada por la suspensión de por vida de seis esquiadores de ese país por dopaje, anunciada el miércoles por el COI.


Etiquetas:

editado por...Wladimiro Martín @ 08:41
0 - PICA AQUÍ PARA VER y AÑADIR COMENTARIOS

25.4.07

Excursión a Logroño




Ya tenemos todo preparado para acudir a Fuenmayor a participar en el Trofeo de la Amistad (Cto. Nac. de Yudo de la ANPEJ). Aquí tenéis enlace a la página del Ayuntamiento donde se da cuenta del evento en el que vamos a participar. En cuanto al Plan de Viaje previsto es el siguiente:

Sábado 21 de Abril

07:00 – 07:15 CONCENTRACIÓN en la puerta del Pabellón Castillejo

07:20 SALIDA de Parla

07:40 – 07:55 CONCENTRACIÓN en Plaza del Mar (Alameda de Osuna)

08:00 SALIDA de Alameda de Osuna

12:30 LLEGADA al Albergue Montaña Alavesa en (Bernedo)

13:00 COMIDA

15:00 SALIDA hacia Fuenmayor

16:00 Cto. Nacional de Yudo de la ANPEJ. TROFEO DE LA AMISTAD

Merienda de confraternización

20:45 SALIDA para el Albergue Montaña Alavesa

21:30 CENA en el albergue


Domingo 22 de abril

Desayuno y Mañana libre (Juegos, paseos…)

13:00 HORA Aprox. De SALIDA (con bolsa ‘pic-nic’) para comer en alguna parada de camino (Podría ser en Lerma, Ciudad monumental, en la que se podría organizar un paseo por sus significativos edificios)

18:30 – 19:00 HORA aprox. de LLEGADA a la Alameda de Osuna (Plaza del Mar)

19:10 – 19:45 HORA aprox. de LLEGADA a Parla (Pabellón Castillejo)


Os recordamos que, a última hora se han liberado algunas plazas de autocar, por lo que si alguien está interesado todavía en acompañarnos a esta excursión debe ponerse en contacto lo antes posible con nosotros.





ESCUDOS

Ya tenemos los escudos con los que vamos a ganar en imagen corporativa de manera que quede claro que todos nuestros yudocas pertenecen a un mismo grupo o colectivo; todos son amigos. A los niños que ayudaron en la venta de papeletas de Lotería les corresponde un escudo (por cada cinco papeletas vendidas). Los que no tengan aún escudo pueden conseguirlo con toda facilidad. Preguntad directamente al profesor.

Estamos orgullosos de la imagen que aparece en nuestra insignia porque no es un dragón exótico, ni la manida escena de yudocas en acción. Hemos recurrido a una silueta de un yudoca que podría estar expresando alborozo por algún éxito, pero que también tiene los brazos tendidos en una acción similar a la que se produce cuando uno va a abrazar a un amigo. Esta imagen nos interesa mucho por esa doble simbología: ‘el triunfo’ y ‘el abrazo’. Esperamos que también os guste a vosotros.

Etiquetas: ,

editado por...Wladimiro Martín @ 15:27
0 - PICA AQUÍ PARA VER y AÑADIR COMENTARIOS

22.4.07

Sergio Cortés, Sonia Sieiro, Raúl Abial y Paula Szymkowicz a la Final Autonómica

Bueno intento de uchi-mata de Sergio María


Movimiento de enganche hacia atrás de Raúl Abial


Paula Szymkowicz en su encuentro con Mª Carmen Alarcos del CD Alterna


Raúl pierde un poco el control pero acaba marcando ipón desde yuyi-gatame

Etiquetas:

editado por...Wladimiro Martín @ 23:09
0 - PICA AQUÍ PARA VER y AÑADIR COMENTARIOS

Tenemos cuatro yudocas en la Final Autonómica

Sonia Sieiro, Campeona infantil en - 40 Kg.

Sergio Cortés, Campeón infantil en 50 a 55 Kg.

Raúl Abial, subcampeón cadete en -50 Kg.

Paula Szymkowicz, subcampeona cadete en + de 70 Kg.

Los infantiles posan con 'el profe'. De izquierda a derecha: Wladi, Sergio Cortés, David Monforte y Sonia Sieiro

Los cadetes con los amigos del CD Alterna (Mari Carmen Alarcos, Tomás Alcázar y David Moronta. Abajo, de derecha a izquierda: Erick Bolaños, Sergio María, Raúl Abial, Celia Díaz y Paula Szymkowicz


Salimos muy contentos del Polideportivo de San Martín de la Vega. Allí acudimos con nuestros infantiles y cadetes que estuvieron muy bien en la disputa de la Fase Zonal. Por la mañana sólo acudieron a la cita Nuestras cadetes Paula Szymkowicz con su flamante cinturón amarillo y Celia Díaz (cinturón verde), además de los muchachos Raúl Abial, Erick Bolaños y Sergio María. El balance se puede considerar como positivo después de conseguir subir al podio en dos ocasiones, las dos para recoger la medalla del color de la plata.

Por la tarde, en el mismo pabellón participaron otro puñado de infantiles: David Monforte, Sergio Cortés y Sonia Sieiro. En esta ocasión el balance fue aún más positivo dado que dos de nuestros jóvenes yudocas también subieron al podio y, en esta ocasión, hasta el peldaño más alto. De esta manera hay que decir que tenemos en la Final Autonómica nada menos que a cuatro deportistas, dos cadetes (un caballero y una dama) y dos infantiles (también una señorita y un caballero). Ahora queda lo más difícil, que es decidir si participarán en esa Final Autonómica o si acudir, como está previsto, con el resto de compañeros, al Cto. Nacional de la ANPEJ (Trofeo de la Amistad) a celebrar en Fuenmayor (La Rioja). Algunos ya han tomado su decisión y otros siguen en dudas. Nosotros sólo podemos apoyarles en la determinación final, sea la que sea. Ya les hemos explicado que la Final Autonómica es más importante y que el viaje a Logroño es más divertido. Ahora habrán de ser ellos los que pongan todo lo que encuentren en los dos platillos de la balanza. Por si les podemos ayudar, expondremos aquí algunas consideraciones de los que parecen más decididos. Por ejemplo, Raúl ya ha decidido que quiere tomar parte en esa Final Autonómica. Ha tenido que hacer un esfuerzo para mantener el peso en el que ha participado y sabe que es su último año de cadete; lo quiere aprovechar. Ya quedó tercero en el Ranking Infantil de este año y, aunque perdió con su amigo David, que le ha vuelto a derrotar en San Martín de la Vega, está convencido de que puede hacer un gran Campeonato de Madrid. Por otra parte, no ha renunciado del todo a acudir a Logroño. Aprovechará que su participación en el Campeonato de Madrid es por la mañana, para, tan pronto como acabe su participación, salir para Logroño en el coche, con su madre. De este modo, todavía tiene esperanzas de poder tomar parte en el Trofeo de la Amistad y, en todo caso, compartir las vivencias en la merienda de confraternización y en el albergue de Álava.

Algo parecido podría hacer Paula Szymkowicz, pero ella ya ha dejado claro que donde quiere estar es en la excursión a Logroño. Es consciente de que, pese a haberse clasificado para la Final Autonómica (en la primera competición en que tomaba parte) sus opciones serán pocas. Con su cinturón amarillo, todavía tiene mucho tiempo por delante y lo que quiere es ir acumulando experiencias. La que se le brinda en el viaje a Logroño parece mucho más atractiva que la de la Final Autonómica.

Los casos de nuestros infatinles
Tan pronto se entró de la coincidencia de fechas, Sonia fue taxativa. “Profe, yo soy infantil de primer año y tengo mucho tiempo para ir a campeonatos de Madrid”. De este rotundo modo, expresó su convencimiento de acudir a Logroño. No obstante, también apuró su decisión a ver si podía participar por la mañana en el Campeonato de Madrid e ir por la tarde al de Logroño. No podrá ser porque los infantiles van por la tarde. Ésta coincidencia es la que tiene a Sergio Cortés sumido en un mar de dudas. Él quiere tomar parte en los dos eventos y, como no es posible, deberá elegir entre uno y otro. Seguro que sabe hacer lo mejor para él, pues ya está demostrando una madurez asombrosa para su edad.
Tras estas consideraciones que dan a entender lo mucho que nos importa a los responsables de nuestra escuela de yudo el que un niño quede Campeón de Madrid (o sea bien poco) vamos a analizar lo sucedido en San martín de la Vega. Hubo mucho y bueno… y también las anécdotas de siempre con los árbitros y los entrenadores. No vamos a hablar de ellas, pues los árbitros nos parecieron en su línea. No vemos que intenten perjudicar a nadie, ni tampoco favorecer a nadie. No por ello dejaremos de criticar que, inconscientemente, siguen apoyando sus decisiones del lado de los vocingleros, de los que tienen ‘imagen corporativa’, de los que tienen varios monitores dirigiendo a sus pupilos… en fin, qué vamos a esperar en esta sociedad en la que los debates parecen ganarlos los que más chillan, los que más se dejan oír, los que fingen mejor. Si nadie atiende a las razones, porque iba a ser diferente el mundo del yudo e íbamos a tener árbitros excepcionales que sólo vieran el valor del muchacho que lleva la iniciativa, que intenta crear oportunidades para aplicar sus llaves sin hacer ataques de los que ‘si salen bien y si no… no me pueden contra-atacar’. Bueno, ya digo que los árbitros, pese a que había muchos ‘de estreno’ realizaron su labor con mucha dignidad.

LA MAÑANA
La participación de nuestros cadetes fue digna y muy acorde con lo que pasa en los entrenamientos de nuestra escuela. Es decir, que los que vienen entrenando asiduamente y trabajando en las clases, lo hicieron muy bien. Vamos caso por caso.

Erick Bolaños
A Erick le felicitamos porque suele acudir a todas las actividades en que le convocamos. Lástima que haya descuidado en los últimos tiempos sus estudios y le hayan tenido que restringir sus clases de yudo hasta que ha reaccionado. De este modo, Erick no ha entrenado más que en un par de sesiones antes de acudir a la fase Zonal de San Martín. Bastante hizo con afrontar su encuentro con la disposición con que lo hizo. Lamentablemente, no entró en repesca y se marchó un poco cariacontecido, pero comprendiendo que, lejos de desanimarse, hay que entrenar más (sin descuidar los estudios). De esta forma, no podemos dar muchas más consideraciones sobre el trabajo de Erick, de manera que nos limitamos a felicitarle por haber acudido a un nuevo encuentro con deportistas de más experiencia que la suya, con lo que sigue aprovechando ocasiones para crecer como yudoca. También le animamos a seguir firme en sus entrenamientos, en los que suele destacar por su entrega y capacidad de trabajo. Trade o temprano, los resultados llegan cuando uno disfruta con lo que hace y le pone le rigor suficiente para hacer de la diversión el camino hacia la perfección que siempre buscamos los yudocas. Ánimos.

Celia Díaz
Tiene magníficas condiciones físicas y un gran carácter para el mundo de la competición. Sabe aprovechar sus oportunidades y, pese a su corto bagaje técnico (todavía es cinturón verde), como lleva la iniciativa, pone en peligro a todas sus rivales. Es como el que tiene muy poco vocabulario (inglés, por ejemplo) pero se las arregla para mantener una conversación fluida en este idioma. En el lado negativo hay que recordar que podía haber hecho algo más (probablemente) entrenando con más asiduidad. Desde Semana Santa no ha entrenado los tres días seguidos que le corresponde en ninguna semana. Eso no es estar muy centrado en los entrenamientos. Y el dedicar tiempo a los estudios siempre lo hemos respetado. Pero, que no nos vengan a utilizar este asunto como excusa cuando se falta un viernes (¿qué examen se tiene en fin de semana?) por ejemplo. Quien esto suscribe tiene carrera universitaria y nunca faltó a uno de sus entrenamientos mientras estudiaba Bachillerato (ni COU). Lo que si tuvo que hacer es organizar el tiempo y establecer prioridades. Hay que ver cuánto tiempo se le dedica a la televisión, a chatear, a…

El caso es que Celia se quedó con ganas… Al acabar su participación nos preguntó que cuándo había otro torneo. Le queda participar en el de Logroño, pero también aprovechamos que andaba por allí nuestro amigo y compañero David Moronta para ‘lanzarle el guante’. Le propusimos preparar para la próxima temporada un equipo femenino como ya tuvimos la pasada temporada. David recogió gentilmente el guante, así es que ya os iremos informando.

Paula Szymkowicz
Sólo había dos yudocas en la categoría de más de 709 Kg. Una de ellas era Paula y la otrra nuestra amiga Mari Carmen Alarcos (del Club deportivo Alterna), que estuvo espléndida. Como también había dos chicas en la categoría de menos de 70 Kg. se decidió hacer una liguilla con las cuatro señoritas. Paula dio mucha guerra en su encuentro con Mari Carmen. Luego se vio sorprendida, enseguida, por si rival más ligera en su segundo encuentro. Pero se marchó con muy buen sabor de boca tras ganar a su tercera rival por un soberbio ipón de estrangulación. Y aprovechamos este detalle para hacer un inciso. Paula llegó al yudo tras apuntarse al grupo de defensa personal Femenina que dirige Alberto Álvarez en Parla. Por cierto, Alberto no es sexto dan, ni quinto tampoco… ¡ni falta que le hace! Es una persona desprovista de egocentrismo que cuando explica (cosa que hace muy bien) lo hace con la vocación de enseñar. Es de una honestidad total, se vacía de adornos al explicar (tiene claras las cosas) y se pone al servicio del colectivo al que instruye. Además, como le encanta su trabajo y no para de investigar y estudiar, tiene medios más que suficientes para dar sus clases. Por cierto, Alberto no presume de nada de esto. Lo que sí habla por Alberto es un hecho. Empezó con un grupito de mujeres (apenas una docena) y a estas alturas del curso ha tenido que formar un segundo grupo para atender adecuadamente a las cuarenta alumnas que toman parte en sus clases de Defensa Personal Femenina.

Pues bien, Paula, tras pasar por las clases de Defensa Personal que Alberto imparte los sábados, se animó, aconsejada por el propio Alberto, a tomar parte en la clase de su hermana Sonia. Es la de los martes y jueves que se desarrolla de 18:00 a 19:00 horas. Pese a que el grupo lo forman niños de 7 a 14 años, con sus 15 años, Paula se adaptó de maravilla y pronto empezó a evolucionar con sólida base. Además, Paula siempre ha estado muy presta a participar en cuanto se le ofrece como complemento a su formación. En los pocos meses que lleva con nosotros ya ha participado en un par de mañanas del YU, por ejemplo.

Para acabar, decir que cuando explicamos nuestro yudo insistimos mucho en algunas cosas. Por ejemplo en la de no defender boca abajo. Solemos recordar que boca abajo (sin ver al oponente) no se puede uno defender. A Paula, que viene del grupo de defensa personal no hubo que insistirle mucho en el asunto. A colación de ello se le explicó que a una persona que se defiende boca abajo, lo que hay que hacer es aplicarle una técnica de estrangulación. De este modo, tan simple, Paula marcó su primer ipón en competición, a una yudoca de mucha más experiencia (cinturón marrón) que ha tenido la mala fortuna de entrenar con gente que enseña lo contrario a nosotros, lo irracional (a defender boca abajo, para que no se les pueda inmovilizar). Cuando estos yudocas pasan a la categoría cadete, en la que ya vale estrangular, son cazados, una y otra vez, por los que han aprendido yudo positivo y, al defender boca abajo, casi siempre acaban rindiéndose (¡a la evidencia!)

Raúl Abial
Decidió bajar un poco de peso para participar en la misma categoría en la que ya fue bronce cuando se disputó el ‘Ranking Autonómico’. Tuvo que hacer un esfuerzo que no le recomendamos a nadie en estas edades, pero no era mucho lo que se pasaba. Y aprovechamos para contrastar esta bajada de peso con la que no se produjo en otro caso. David Monforte se pasó 500 gramos y Sergio Cortés 1 Kg. del peso en que habían sido inscritos. Es verdad que su campeonato era después de comer y que, tal vez, por la mañana, hubieran dado el peso. El caso es que ninguno de los dos optó por meterse las típicas carreritas de antes de un campeonato de yudo (¡qué disparate cuando se trata de chavales de doce y trece años!). Bien es cierto que a David le tocó enfrentarse con un cachas para el que le hubiera venido bien tener algo más de peso, pero ya lo analizaremos al llegarle el turno a David. Baste de momento decir que Sergio Cortés quedó campeón en la categoría de 50 a 55 Kg. cuando creía que entraría en la de 46 a 50 Kg.

Tras estas consideraciones acerca del peso, insistiremos una vez más en que en nuestra escuela también en esto nos diferenciamos de las demás. No animamos a nadie a bajar un solo gramo para entrar en una determinada franja de peso. Ya hemos contado alguna vez aquello de la ‘regla de las cuatro emes’. Pero lo vamos a volver a recordar sucintamente. Una vez hubo un gran preparador físico al que le preguntaron por su secreto y adujo que trabajaba la regla de las ‘tres emes’: entrenar Mucho, comer Mucho y dormir Mucho. Nosotros nos hemos permitido acoger esta regla y añadirle (para nuestros chavales más jóvenes) una eme más: ‘Estudiar Mucho’, que si no, los padres se disgustan y nos ‘desapuntan’ del yudo, porque, a fin de cuentas, son los que mandan en los menores de edad… No lo olvidéis.


Volviendo al análisis de Raúl tenemos que felicitarle porque saltó al tatami mucho más concentrado que otras veces. Es un chico bastante frío, pero en otras ocasiones esa frialdad le aleja un poco de su tarea. No fue así el sábado pasado. Estuvo muy bien pese a que en su balance no consiguiera ganar a su amigo David que ya le ha derrotado dos veces. No pasa nada, Raúl ha hecho lo que tiene que hacer y sigue creciendo como yudoca. Aún le faltan armas para contrarrestar a un chaval valiente y aguerrido como David, al que se le ha enseñado a ‘competir’ antes que a hacer yudo. Ya hemos hablado de esto en muchas ocasiones y no vamos ahora a insistir demasiado. Preferimos seguir construyendo el yudo técnico de nuestros alumnos antes que buscar una copa o medalla en estas categorías en las que la competición es una parte más de su formación, por lo que la victoria (¿o la derrota? –creemos que nunca son derrotados a estas edades si hacen lo que les dicen sus profesores-) es anecdótica.

Lo que si tiene que ir corrigiendo Raúl es su fantástico trabajo de ude-isigui-yuyi-gatame. Hasta el momento de conseguir estirar el brazo del rival y controlarlo cerca de su cuerpo es un especialista increíble. A partir de ese momento no se toma el instante de calma y aleja el brazo de su cuerpo. Es cuando deja hueco para que su oponente gire el codo (porque no lo pega al pecho). No sigue girando su cuerpo para corregir que ha cambiado la posición de la palanca (ya no tiene el codo pegado a su cuerpo sino dado la vuelta) y se empeña en tratar de hacer palanca alejando la mano o puño del brazo de su rival. Es entonces cuando descubre que tiene que hacer fuerza, contra fuerza, invalidando el principio de ‘máxima eficacia en el empleo de la fuerza’ que dictó Yigoro Kano y, claro… no consigue su objetivo más que cuando es más fuerte que sus rivales. Pero, por lo demás estuvo genial, llevando la iniciativa, marcando un ipón desde yuyi-gatame (también se le escapó la posición inicial, pero en esta ocasión sí que pudo ejecutar con mucha fuerza su palanca) y otro de seoe-nague por la izquierda, sorprendiendo desde su kumikata de agarre cruzado por la derecha. Por ponerle otra pega, nos pareció que no se decidía a cambiar atrás cuando provocaba fabulosas reacciones en sus rivales como se ve en alguna imagen en que parece que el oponente le ruega que le tire con un enganche por el interior de las piernas (o-uchi o co-uchi)

Sergio María
Quizás sea Sergio el cadete de nuestra expedición más destacado el sábado. No se colgó ninguna medalla ni marcó impresionantes ipones. Es más, no pasó del primer encuentro en el que se midió a uno de los gallitos de la categoría que, no obstante, no le repescó. Pero en nuestra escuela pasan cosas que no entienden en otras, como, por ejemplo, que digamos que un yudoca que va a un torneo y pierda en su primer encuentro y no haga ninguno más sea de los más destacados. Así somos nosotros. Pero, al menos lo vamos a tratar de explicar. Sergio está trabajando muy bien este curso, sobre todo desde el momento en que pidió permiso para entrenar en el grupo de los mayores (el de los lunes miércoles y viernes de 19:00 a 20:00 horas). Desde el momento en que le dimos permiso para integrarse en este grupo cambió su mentalidad y empezó a entender mejor el trabajo que se le ha asignado. Es mucho más combativo porque ha cogido confianza en su uchi-mata y en que lo puede combinar hacia atrás con ouchi-gari. Además, empieza a combinar el trabajo con algunos movimientos preparatorios de hizaguruma, muy interesantes, y no deja de seguir progresando en ne-uasa. Hay que recordar que Sergio María ha pasado a estirar unos cuantos centímetros en los últimos meses. Si sólo hace unos meses era de una altura similar a la de su amigo Francis, por ejemplo, ahora le saca la cabeza. (Aprovechamos para decirle a Francis que tenga paciencia que pronto le llegará a él su ‘estirón’). Con ello queremos decir que hace bien poco era difícil sacar a Sergio de su agarre a la espalda por debajo del hombro (agarre de o-gosi 1 y de o-gosi 2). Ahora que también ha cogido cuerpo, agarra por encima del hombro y ya no hace o-ogosi ni jarai-gosi. Empieza a dibujar un poderosísimo uchi-mata. Lo malo es que en su primer enfrentamiento en San Martín, se las vio con el más alto de toda la categoría. Le faltó una micra para conseguir el ipón con tanto denuedo persiguió. Trató de combinar adelante y atrás, no paró de atacar, trató de encadenar en suelo cada vez que su rival se tiraba para evitar sus ataques… No fue posible, pero su trabajo fue formidable. Si sigue por esa línea le auguramos un futuro magnífico. Y no por ello tenemos que recordarle a Sergio que, pese a haberse comprometido en varias ocasiones con sus compañeros y profesor, luego no aparece en las sesiones de los martes (de preparación física), ni en las mañanas del ‘YU’. No obstante no podemos más que felicitarle porque sabemos que es un brillantísimo estudiante y cuando se pone a trabajar es todo un ejemplo, pese a su juventud. Insistimos en que de seguir en esta línea puede tener hacer magnífica temporada en 2007 – 2008 cuando sea su segundo año de cadete.

POR LA TARDE
Si por la mañana nos faltó el combativo Francis que sufrió un pequeño accidente al dormir toda la noche con sus lentillas, por la tarde también faltaron algunos de nuestros yudocas. María ya nos avisó que tenía comida familiar (para celebrar el cumpleaños de su abuela) y Carlos también nos había avisado de un compromiso familiar que su madre no podía esquivar. Otro caso diferente es el de Sonia Szymkowicz, que tras acudir por la mañana a ver a su hermana parecía muy molesta con algo y nos dijo en el propio polideportivo que no acudiría por la tarde. El caso de estos muchachos nos sirve para recordar algunas cosillas. En primer lugar, las competiciones de la Federación, tal y como están actualmente organizadas, nos siguen pareciendo poco atractivas. Vamos a poner un ejemplo. Tras haberse pesado todos los chavales, estuvieron calentando, cada cual por su cuenta y en grupos claramente diferenciados (‘cada oveja con su pareja’, bien separaditos los de un club de los de otro). Seguimos insistiendo en que nos parece que un profesor podría organizar un calentamiento colectivo para todos y para deleite de los padres y familiares. Por allí andaba ‘un pedazo’ de yudoca como Carlos Amores; un Campeón de España de casi dos metros de altura. Seguro que se pone su yudogui y propone un jarai-gosi, para calentar y se queda todo el mundo asombrado del ‘pedazo’ de jarai-gosi’ que hace Amores. Y digo Amores como digo cualquier otro que se brinde a ello. Recordamos que hace muchos años hicimos esta propuesta en los torneos de la FECAPA y el propio profesor Wladimiro Martín los estuvo llevando a cabo. La idea fue muy aplaudida por los padres de los participantes que tenían ocasión de ver (o filmar) las evoluciones de sus yudocas y entretenerse viendo cosas del yudo que a veces no pueden apreciar en los campeonatos (por ejemplo las caídas).

De todas maneras, lo que queremos dejar claro es que ya hace mucho tiempo que no nos encorajinamos cuando uno de nuestros yudocas nos dice que no va a ir a un torneo o campeonato. Es tan poquito lo que aportan estas competiciones que les comprendemos cuando en su escala de valores no están muy arriba que digamos. Pero eso no quita para otra cuestión. Cuando un muchacho nos dice que sí que va a tomar parte en uno de estos encuentros nos parece fatal que luego no acuda. No estamos hablando de nadie en particular, sino en general. Siempre nos hemos sentido más educadores que adiestradores (como otros), más profesores que entrenadores. Tenemos vocación de educar, de formar, de contribuir a cimentar personalidades ricas, libres y bien marcadas en nuestros jóvenes yudocas. Por eso, hablamos de falta de compromiso cuando un alumno (de la edad que sea) dice que va a ir a un encuentro y luego no acude argumentando un ataque de dolor de uñas, un despiste o algo parecido. Y muy especialmente reza esto cuando se trata de un campeonato por equipos en que la ausencia deja en desventaja a los compañeros (e incluso sin la posibilidad de tomar parte en el encuentro deportivo).

Bueno, vamos ahora con la labor de nuestros infantiles, que también fue buena.

David Monforte
Se pasó medio kilogramo en la báscula cuando fue al pesaje. Es decir que pesaba 50,5 Kg. lo que indicaba que debía tomar parte en el evento en la categoría junto con los yudocas con pesos entre los 50 y los 55 kilogramos. El bueno de David, todo un valiente, acudió a su cita sin dudar un momento, pese a haberse lastimado un poco uno de sus pies en un partido que disputó por la mañana (tenemos yudocas muy activos que practican varios deportes). En el primer encuentro se las tuvo que ver con un ‘viejo’ rival al que ya se ha medido unas cuantas veces con poca fortuna. Ser trata de un muchacho muy fuerte al que le ha enseñado a colgarse (literalmente) del cuello del adversario y arrastrarle al suelo para inmovilizarle. Tan tosca maniobra le vale al desafortunado muchacho de momento. Está fuera de toda cuestión que el chico no tiene la culpa de que su torpe entrenador no corrija un movimiento tan primitivo que entra con comodidad en el bagaje de cualquier luchador y nada tiene que ver con las dos palabras que definen nuestro deporte (Yu+Do). El caso es que David descompuso un poco la cara al ver a su oponente, pero hizo un trabajo muy serio, mientras pudo, llevando la iniciativa y tratando de anticiparse en el kumikata para no permitir a su rival que atrapase su cuello. Al final le faltaron fuerzas a David que sigue investigando y practicando los grupos de juego con el brazo y con la pierna y ya ha comenzado a trabajar los de barai, gari y gake. Seguiremos concentrados en este proceso mientras otros seguirán lanzándose a por el cuello de sus rivales. Ya veremos el resultado de cada cual en unos añitos. Paciencia. De momento, sólo podemos felicitar al bravo David por confiar en su yudo, que muy pronto le bastará para acabar con rivales (luchadores) rocosos como el que le tocó afrontar el pasado sábado.

Sergio Cortés
Estuvo extraordinario, imponiendo su yudo a chavales muy fuertes que le sacaban la cabeza, en muchos casos, y bastante fuerza. No es que Sergio sea un enclenque, ni mucho menos. No lo es ninguno de nuestros yudocas a los que, con nuestro trabajo también les damos la oportunidad de ganar fuerza, velocidad, resistencia, potencia… Ya queda dicho que Sergio se tuvo que medir a los rivales de entre 50 y 55 Kg. después de comprobar que ‘se pasaba’ (él creía que pesaba menos de 50 Kg.)

Sergio es uno de nuestros yudocas más fríos. Su corazón late a un ritmo muy lento, pese a ser todavía un chaval. Eso hace que sea muy poco alocado (´no se calienta’ fácilmente). Por ello, tenemos, en muchas ocasiones, que animar a Sergio a salir más combativo. En esta ocasión, no hizo falta. Sergio estaba muy concentrado y salió a por todas en una difícil categoría. Ganó todos sus encuentros por ipón menos uno en que su oponente se hubo de retirar. Comentamos el caso porque nos pareció increíble la actitud de un entrenador, que ni siquiera era el del muchacho que se medía a Sergio. En uno de los lances del encuentro Sergio respondió a un ataque de su rival con un cosotogake que continuó hasta el suelo. El muchacho que había atacado debió dejar mal puesta su pierna de apoyo, de manera que cayó como un fardo con Sergio encima. El árbitro anunciaba ‘uasari’ y, casi al instante, gritaba ‘mate’ y pedía la presencia del médico con insistencia. Sergio descompuso la cara al ver que su oponente se había hecho daño y se quedó a su lado para ver qué pasaba. El árbitro le mandó a su sitio. Hasta ahí todo normal, pero ahora viene lo que no acabamos de entender. Junto al entrenador del muchacho lesionado había otro entrenador que gritaba más que nadie (Es de los que siempre grita más, discute más y trata de medrar más). Cuando el árbitro estaba cerca de este entrenador éste aprovechó para recriminarle ¿cómo das ‘uasari’ si ha caído de costado? El árbitro no parecía dar crédito a lo que oía y el entrenador tuvo que repetirle su queja. “Que sí, que ha caído de costado y has dado ‘uasari’, joder”. El árbitro abrió los ojos como platos y nosotros también. El muchacho no pudo continuar la disputa de ese encuentro, pero se discutía si el ‘uasari’ era excesivo premio para la acción de Sergio. El entrenador protestón debía tener uno de esos ataques temporales de ceguera que aquejan a gran parte de los entrenadores que hay en este mundillo. No sólo creemos que el árbitro estuvo afinado al otorgar la ventaja a Sergio sino que hay que decir que ninguno de los jueces de silla indicó otra cosa. Tampoco le vamos a recordar al protestón (ya puestos) que en estos casos primero se da el osae-komi y luego se da el mate y se pide el árbitro. Nosotros de eso no dijimos ni pío, porque sí que nos importaba que un deportista, un yudoca de trece años esté gritando de dolor. De hecho, en cuanto salió del tatami, fuimos a interesarnos por el alcance de la lesión del chaval y, al parecer, no pasó de ser un doloroso esguince que no le impedirá volver a sus prácticas en unos pocos días.
En la final, Sergio se había de medir a un complicadísimo rival que había demostrado tener una potencia envidiable. Analizamos un poco la cuestión y concluimos que con el agarre normal Sergio volaría. Así es que preparamos el encuentro atacando desde el primer momento con movimientos de los grupos gari y barai, desde el agarre a una mano o a dos, pero sin dejar fijo, ni un instante, al fornido oponente. La cosa salió de maravilla, en la primera ocasión en que el oponente de Sergio hubo de desplazarse a la velocidad en que nuestro alumno le obligaba a hacerlo cayó en la trampa y fue barrido con soberbia eficacia cayendo sin opciones a resistirse. Sergio se quedó de pie, controlando el brazo de su oponente con una sola mano. Fue espectacular.

Sonia Sieiro
Nuestra ligera infantil tiene muchísimo coraje y un temperamento especial para la competición. Antes de sus encuentros entabla conversación con sus rivales, con los entrenadores de otros yudocas, con… todo el mundo. Suele hacer amigas allá donde acude a ‘competir’. Y luego, también suele ganar. Pero no siempre acabamos felicitando a Sonia. ¡Qué cosas tenemos!

Cuando Sonia hace las cosas que trabajamos en las clases y sigue los consejos de sus profesores es felicitada; cuando gana sólo por ser más aguerrida o fuerte que sus rivales, nos alegramos mucho por ella, pero no la felicitamos. Este es el caso, en parte, de lo ocurrido el pasado sábado en San Martín de la Vega. Sonia tuvo tres encuentros y fue cada vez haciendo un yudo más rocoso y menos acorde a lo que preparamos en sus clases y entrenamientos. La felicitamos por su carácter, por su personalidad, por su inquebrantable confianza y su modo de encarar cualquier encuentro. Tiene carácter ganador, no cabe duda. Pero no se debe seguir, con doce años, inmovilizando en kesa con las piernas juntas argumentando que de otro modo se las enganchan. Como si no le hubiéramos indicado cien veces el modo de controlar en kesa. No se debe atacar obstinadamente sin desequilibrar y en contra de la lógica, cuando el oponente está descaradamente desequilibrado en el lado contrario hacia el que atacamos. Sonia lleva todo el curso sin comprender lo que nosotros llamamos acción-reacción e insiste en el yudo del leñador (en uno de los hachazos acabará cayendo el árbol, así que a seguir dándo más fuerte y más veces). Llevamos muchas semanas explicando a Sonia que debe combinar sus movimientos de cadera hacia atrás y no acaba de dar con los o-uchi-gari que parecen estar pidiéndole a gritos sus oponentes. No obstante, animamos a Sonia a seguir afrontando los trofeos en los que participa con esa disposición y alegría con que lo hace. Lo que queremos es lo mejor para ella y sabemos que, a estas edades, le resultaría muy fácil ganar muchos campeonatos, lo que nos gustaría es que estuviera en disposición técnica y mental de hacerlo cuando se haga una mujer. De momento, hay que seguir divirtiéndose mucho y, para ello, lo mejor es no pensar en ganar y pensar en seguir aprendiendo mucho yudo. (¿¡Justo lo contrario de lo que se suele decir!?)

Etiquetas:

editado por...Wladimiro Martín @ 21:11
0 - PICA AQUÍ PARA VER y AÑADIR COMENTARIOS

17.4.07

Acabó la Liga Juvenil

Acabamos nuestra participación en la Liga Juvenil clasificados séptimos de nuestro grupo
Hay veces que uno se va satisfecho de un encuentro de yudo y no le encuentra muy bien la explicación. Los muchachos no han ganado y ni siquiera ha habido algún ipón bonito que celebrar. Los ipones siempre son la sal y la pimienta de nuestro querido yudo.

(Los yudocas de Yudo R. Ortega, con el maestro Rafael Ortega a la izquierda, forman junto a los de las escuelas de Parla, con el profesor Wladimiro Martín a la derecha)


El pasado sábado día 14 de abril tuvimos la tercera jornada de la Liga Juvenil y estábamos deseando que acabara este compromiso que no siempre es bien entendido por quienes integran los equipos participantes. De hecho, una vez más, tuvimos noticias, al poco de llegar al pabellón, de que dos equipos de los que debían enfrentarse al nuestro no se iban a presentar. Además, un tercero, con el que ya habíamos medido fuerzas, también se retiraba de la competición. A nosotros mismos nos ha costado un importante esfuerzo el mantener el equipo y ya pensamos si lo volveremos a presentar la próxima temporada.


Es verdad que en los tiempos que corren la palabra compromiso se ha vaciado de cierto contenido. Se dice de los jóvenes que hoy no se comprometen por nada. Pero, aun cuando haya algo de cierto en ello –que sería muy discutible- habría, tal vez, que dar la vuelta a la pregunta: ¿por qué iban a sentirse comprometidos a ir a la Liga juvenil los yudocas de estas edades? Es cierto que si ha habido una aceptación tácita o expresa, los miembros de un equipo deberían ir y punto. Pero quizás no sea menos cierto que se les ofrece poco a los muchachos que acuden a estas citas. (En las gradas no vemos ni a sus padres, ni siquiera a sus novias) ¿Qué está pasando?


No es fácil organizar un campeonato por equipos de las características de la Liga juvenil de la Federación Madrileña de Yudo. Y está claro que los que participan con poderosos equipos la encuentran excelente. Ya hemos escuchado palabras de elogio (envidia sana) por la importante programación de actividades de la que disponemos en Madrid. Y, sin embargo… en cada jornada desaparece un equipo (o varios). Quizás sean equipos compuestos por chavales a los que les vaya al pairo el competir contra otro de Valencia o de Portugal.




Tampoco en otros deportes la cosa va mucho mejor (¡¿para nuestro consuelo?!). Hace poco hablábamos con un director de Deportes de una Concejalía de un importante municipio. Nos recordaba este hombre que las ligas de cualquier deporte se han venido reduciendo en número de jornadas a lo largo de los últimos años. Si hace poco se jugaban ligas (de fútbol, balonmano, baloncesto…) de 28 o 30 fines de semana, ahora son de 20 y se habla de reducir aún más las jornadas de competición (a 16). Quizás una de las conclusiones sea que quien más y quien menos, tiene muchas otras cosas que hacer (o que poder hacer). También es posible que haya que aceptar que estamos en la sociedad de lo breve. Existe un verdadero culto de lo breve (operaciones triunfo para sacar en poco tiempo a cantantes famosos, métodos acelerados para conseguir lo que antes llevaba un largo tiempo –operaciones quirúrgicas de reducción de cintura o para moldear cuerpos aparentemente atléticos, etc.-, e incluso métodos intensivos para acelerar procesos de maduración como sesiones de rayos UVA para broncearse).




Sea como fuere, tras la disputa de la tercera jornada de la Liga Juvenil no tenemos más que palabras de agradecimiento para los muchachos que acudieron a ella. Y este agradecimiento lo hacemos extensivo a todos los muchachos que renuncian a otras distracciones o actividades por dedicar una tarde a la práctica de este bello deporte tan singular que practicamos. En particular abundamos en nuestro agradecimiento a los chavales -y sus profesores- de equipos modestos que renuncian a juntar fuerzas con otros para reforzar sus equipos. Sabemos de los esfuerzos que tienen que hacer y de lo mucho que tienen que trabajar para inculcar en sus jóvenes yudocas el espíritu de generosidad que requiere incorporarse a un equipo, a un colectivo, en este caso de yudocas.




Quizás por todo esto nos fuimos satisfechos de ver a nuestros yudocas, jóvenes yudocas, saltar al tatami con buena actitud y deseos de hacer las cosas bien. Sin gritos, ni alharacas, pero con ganas de seguir aprendiendo yudo, dieron un buen espectáculo, aunque se nos resistiera la victoria. Quizás también por eso haya sido un placer el haber cruzado fuerzas con los excelentes deportistas de Yudo R. Ortega que, además de practicar un yudo limpio y elegante, demuestran en cada una de sus actuaciones lo que es un caballero (aún cuando aún están en edad de seguir formando su personalidad). Fue un placer compartir la tarde con ellos. Y eso que el resultado no podía ser menos contundente. El cinco a cero evidenció que nuestros muchachos aún están muy lejos del nivel de sus oponentes. Pero eso sólo ha de servir de estímulo… ¡hay que entrenar un poco más! (Ahora es cuando hay que recordar que en yudo –como en la propia vida- no hay atajos, no hay operaciones triunfo, ni operaciones milagrosas para hacer correctamente una llave, por ejemplo. Lo que hay es trabajo, perseverancia, método, esfuerzo, ilusión, voluntad… ingredientes que con un poco de fortuna y la dirección de un buen maestro son mezcla infalible para cocinar los más suculentos éxitos).




Pero tampoco nos quejamos dado que Sergio María y Francis son dos cadetes de primer años (nacidos en 1992) y que, en general, todos nuestros yudocas saltaban al tatami con poco peso para la categoría en la que luchaban. Precisamente Richi, con sus 61 Kg. defendió el peso de hasta 73 Kg y lo que le faltó fue –claro- un poquito de fuerza. En su encuentro contra el Yudo R. Ortega llegó a conseguir inmovilizar a su oponente con un buen tate-sio-gatame. Su rival acabó librándose del control con un poderoso puente inapelable. También notó algo la falta de peso Raúl que sólo inquietó a su amigo y compañero de entrenamientos cuando, al principio del encuentro se salieron juntos varias veces del tatami. Llegó Raúl, por este motivo, a tener una pequeña ventaja (se le sancionó a su oponente), que se demostró era poca para cuando en el trabajo de ne-uasa su oponente le volteó para inmovilizarle durante 25 segundos. En cuanto a Carlos Grande tuvo alguna ocasión pues salió valiente y atacando. Lástima que soltase el agarre cuando su primer ataque de jaraigosi había sorprendido a su oponente (Jaime). Luego en un segundo movimiento de ataque intentó un adorno que no sólo no engañó a Jaime sino que lo vio venir y aprovechó para marcar un bello ipón de contra. Finalmente, no nos olvidamos de Sergio María, el cadete (del 92) que salió trabajando bien, en la línea que mantiene en los últimos entrenamientos. Lo que pasa es que aún debe coger confianza en su movimiento de uchi-mata y en combinarlo con auchigari, pues al pararse se puede uno encontrar con una fulminante contra, como le ocurrió el sábado.



Después, enseguida volvimos a tener trabajo. En este caso nos enfrentamos al Magerit de nuestro amigo Oscar Martínez. También un equipo competitivo con chavales de buen hacer, muy valientes y nobles como pocos. Fue otro verdadero placer medir fuerzas con ellos pues el resultado quedaba por debajo del trabajo que se veía en el tatami. Entre que nos faltaba un peso por cubrir y que movimos a nuestros chicos para abarcar, al menos cuatro pesos, no era fácil inquietar al equipo contrario. Francis tuvo su oportunidad y luchó bravo como siempre. También se le notó su liviandad (pesa unos 54 Kg. y luchó en la primera categoría –hasta 60Kg.-) y su juventud, pues aún tiene catorce años. Tras Francis salió Sergio María que volvió a estar bastante bien, pero con poco que hacer frente a un rival muy maduro y fornido. En el tercer peso volvió a salir Richi con sus escasos 61 Kg. midiéndose a ‘grandones de cerca de 73. Para colmo se las vio con el hijo de Oscar que es todo un yudoca y lo demostró. Eso no quiere decir que Richi no diera todo lo que tiene y por eso, quizás nos fuimos tan contentos y orgullosos de nuestros chavales. Ricardo luchó como un valiente y vendió muy caro su encuentro contra un muchacho que el año pasado fue campeón de Madrid, siendo de la misma edad ambos. Finalmente, Carlos se midió a un cinturón verde muy fuerte, que no era enemigo fácil (si es que lo hay). No obstante, estuvo sobrio e hizo valer su experiencia llevando a su fogoso oponente al suelo donde le inmovilizó con cierta facilidad.

Etiquetas:

editado por...Wladimiro Martín @ 03:10
0 - PICA AQUÍ PARA VER y AÑADIR COMENTARIOS

16.4.07

Éxito rotundo de la Tercera Mañana del YU

Estamos muy satisfechos de lo ocurrido el pasado fin de semana. Estamos, de verdad, muy contentos. Lo decimos con toda sinceridad… ¡qué bonito es el yudo! Sobre todo, cuando se siguen los principios que ya inspiraron al fundador de nuestro deporte Yigoro Kano. Uno de ellos apunta hacia el esfuerzo de cada cual para perseguir la perfección como ser humano (‘yiko-no-kansei’). Y es que nuestro Yigoro Kano siempre concibió su/nuestro Yu-Do como algo para mejorar la sociedad.



Vamos a explicarnos. En primer lugar, a las diez de la mañana del sábado pasado día 14 de abril teníamos convocada una nueva mañana del ‘YU’. Nosotros hemos querido divulgar la esencia del Yu-Do, que también lo es del YU-yitsu: esa forma no cruenta de enfrentarse a los problemas de la vida, a los ataques que se nos vienen encima. Hablamos de flexibilidad y fluidez en el intento de aplicar la fuerza de nuestros adversarios (adversidades también) en nuestro propio beneficio, en nuestra defensa. Esta es nuestra forma de entender el YU-DO y no otra. Por eso hacemos especial hincapié en la suavidad, en la seguridad de quienes practican nuestros deportes, pero, también en la suavidad de nuestra metodología, el modo gentil que tenemos de entender la divulgación de nuestros programas, de nuestras técnicas. No podemos estar para nada de acuerdo con quienes se van tan panchos de un curso en el que a la media hora se les van tres personas que no soportan ‘ese yudo’. Ya sabemos que los hay que enseguida se justifican explicando que ‘no valen para el yudo’, cuando a lo mejor son ellos los que no se adaptan a los tiempos que corren. ¿Qué es eso de no valer para el yudo? Yo daría la vuelta a la cuestión y les preguntaría ¿por qué no va a valer el yudo para ese tipo de personas? Hay que partir de la base de que no son las personas las que deben adaptarse al yudo, sino el yudo a las personas. Con ese principio, que debemos tener claro los que nos dedicamos a impartir clases de yudo, haremos algo más por nuestro deporte. ¿No os parece? Es lamentable enterarse, como me enteré este pasado fin de semana, de que las licencias de adultos que tiene la Federación Española de Yudo (FEJYDA) no dejan de representar un escuálido uno por ciento del total (eso siendo generosos y teniendo en cuenta que en las licencias de adultos se incluyen las de competidores, técnicos y profesores y mayores de 17 años). Es bochornoso y cabe preguntar a ‘grandes’ maestros ¿qué habéis hecho? Cuando imparto mis clases de yudo de adultos, tengo oportunidad de echar un vistazo por la cristalera y ver las canchas de fútbol y tenis. A veces veo personas que aparentan más de cuarenta e incluso más de cincuenta años, practicando estos deportes. También veo a diario a otros deportistas de estas edades y superiores dirigirse a la sala de musculación y a las pistas de squash a practicar deporte. Afortunadamente, en mis clases también hay personas de más de cuarenta años y alguna que otra de más de cincuenta. Pero suele ser harto difícil convencerles de que pueden practicar yudo o yu-yitsu a esas edades e incluso superiores. Gran parte de la culpa la tienen los que se dedicaron a impartir clases en el pasado; los que consideran que todo aquel que pisa el tatami es un competidor en mayor o menor medida.








Tengo el honor de decir que en las escuelas municipales de Parla tenemos cuatro clases infantiles y dos de adultos (a partir de los 16 años). Las infantiles son todas de yudo y las de adultos son de yudo y de yu-yitsu. En los cuatro grupos de yudo infantil tenemos, en total, 51 niños con edades comprendidas entres los 4 y los 15 años. En los dos grupos de yudo y de yu-yitsu tenemos 42 adultos con edades comprendidas entre los 16 y los 51 años. Es verdad que no abundan los cuarentones y que sólo contamos con un cincuentón, pero tenemos muchos cinturones blancos, amarillos, naranjas y verdes que comenzaron la actividad con más de treinta años y continúan con nosotros. En todo caso, fíjense en estos datos:
Número de yudocas infantiles 51
Número de yudocas adultos 42








Con estos datos en la mano resulta que el 55 por ciento de nuestro alumnado es infantil y que el 45 por ciento es adulto. Entre tanto en la FEJYDA los yudocas adultos representan menos del 1 por ciento del total de practicantes. Escandaloso ¿no?








A todo esto habría que añadir algunas cuestiones más para reflexionar sobre ellas. ¿Sabían Ud.s que existe un gimnasio en Madrid con clases de yudo para adultos los lunes, miércoles y viernes de 13:00 a 14:00 horas? ¿Sabían que este gimnasio tiene esas clases a tope y que en ellas se practica lo que se define como ‘yudo recreativo’? ¿Sabían que esas clases funcionan desde hace muchos -pero que muchos años- y que en ella toman parte tres yudocas rondando los setenta años –no suelen faltar a sus entrenamientos-? ¿Saben Uds. que el maestro Ortega lleva adelante unos entrenamientos de yudo recreativo cada primer sábado de mes en las instalaciones del C.S.D.? ¿Saben que estos entrenamientos han sido duramente criticados mientras que toman parte en ellos gentes llegadas desde muy distantes lugares de nuestra geografía como Cataluña o Extremadura? ¿Saben que en Parla llevamos dos cursos desarrollando el programa gratuito de las Mañanas del YU en los que toman parte quienes quieren sin exigirse ni conocimientos previos, ni licencia, ni siquiera yudogui? ¿Saben Uds. si alguien piensa hacer algo con estos datos en la mano para tratar de paliar lo que es un evidente alejamiento de adultos de nuestro deporte? Y cuando hacemos esta última pregunta no nos referimos a los que llevan adelante un programa de yudo recreativo u otro gratuito de divulgación y promoción del yudo y del yu-yitsu como deportes divertidos al alcance de cualquiera y no doloroso ni arriesgado, como ‘Las mañanas del YU’. Nos referimos a quienes tienen en su mano el poder de tomar decisiones que afecten al colectivo. Nos referimos, por ejemplo, a que vamos a tener que dejar de participar en la Liga de 3ª División porque los objetivos en ella siguen siendo los de ganar a toda costa y seguimos sin una ‘liga de kyus’ en la que podamos ir a divertirnos aunque ganemos lo único que queremos ganar: amigos. Nos referimos a que nos gustaría contar con más entrenamientos de yudo recreativo repartidos por diferentes puntos de la Comunidad de Madrid o más días al mes (pues no siempre podemos acudir a ellos por problemas espacio-temporales).







Después de toda esta retahíla, queremos dar cuenta de la última ‘Mañana del YU’ celebrada en nuestro doyo municipal de Parla. En primer lugar, queremos significar que gracias a la generosidad de Alberto Álvarez, retomamos el formato original de las ‘Mañanas del YU’ con lo que se dio un buen repaso a una serie de técnicas de defensa personal en la primera hora. Todo ello, tras un intenso y espectacular calentamiento a cargo de Alberto, garantizando a todo el mundo la correcta puesta a punto sin dejar extenuado a nadie; un trabajo científico sólo al alcance de profesionales cualificados y que aman lo que hacen.






Tras el primer bloque pasamos a tomar la foto de grupo y a dar unos minutos de descanso, después de lo cual volvimos a lo que nos ocupaba. Fue entonces cunado Wladimiro Martín habló de yudo moderno empezando por las caídas. Muchos yudocas formados en otras escuelas abrieron los ojos como platos cuando se les explicó que tori es responsable de uke y no uke el que está obligado a saber caer; es decir, que el que tira debe controlar a su compañero para que éste se levante sin ganas de buscar la puerta de salida. En definitiva, lo que se estaba explicando es la caída Geesink, que en este país, muy pocos conocen y muchos menos practican. A partir de ahí todo es diferente como reconocieron algunos de los que practican yudo pero nunca habían visto este tipo de caídas que lo que hacen es incorporar una nueva filosofía en el yudoca (la de responsabilizarse de su compañero cada vez que se le proyecta y no dejarle a él la exclusiva tarea de que se busque la vida para levantarse sin hacerse daño).





Al acabar la ‘mañana’ varios se interesaron por nuestras clases y por si había posibilidad de integrarse en alguno de nuestros grupos. Algunos nunca habían hecho yudo antes y otros lo practican habitualmente a la manera ‘clásica’. También hubo un par de jóvenes muchachas que tomaron parte en la actividad, por primera vez y que han pasado a inscribirse en las clases matinales de defensa personal femenina. Aprovechamos para hacer una mención especial a esta labor que viene haciendo Alberto en estas clases. Se empezó con un grupo y ha habido que formar dos en el mismo curso. Son ya cuarenta las mujeres que toman parte en las clases de defensa personal femenina de Alberto Álvarez. ¡Enhorabuena! (y que ahora nos vengan a decir lo que tenemos que hacer y lo que tenemos que dejar de hacer). Vamos a ver si conseguimos no distraer nuestra atención con tanta estulticia circundante y seguimos en nuestra línea que no parece del todo mala ¿verdad?




En todo caso, lo que sí queremos es aprovechar para agradecer una vez más a los participantes en nuestra tercera mañana del YU su interés y paciencia al aguantarnos. Esperamos que vuelvan a la próxima que se va a desarrollar el próximo sábado día 5 de mayo. Además, como se produjo una simpática anécdota vamos a tomar buena nota para sucesivas actividades. Lo que ocurrió fue que dimos una invitación a nuestros alumnos para informar a sus padres y familiares de la posibilidad de que acudieran a nuestra mañana del YU. Algunos entendieron que podían, ellos también, acudir con sus padres. Fue el caso de Itziar Sánchez, yudoca de 12 años, que acudió con su padre Juan Pedro, y de Javier Martínez, que acudió con sus padres y con su tía (toda la familia en el tatami).



Estos fueron los que asistieron a la tercera mañana del YU:

Yudocas y familiares:

Itziar Sánchez Gómez
Juan Pedro Sánchez
Javier Martínez Ovalle
Sr. Martínez (papá de Javier)
Loli Ovalle (mamá de Javier)
Diana Ovalle (tía de Javier)
Mari Carmen Erce (madre de nuestro yudoca Sergio Velarde)
Paula Szymkowicz
Ricardo González Rico
Juan Andrés Valencia Molano
Juan Carlos Urbina Ávila
Marcos Cejudo
Raúl Muñoz
Juan Antonio Muñoz
Eduardo Villoria

Otros deportistas:

Raquel García
Sonia Vázquez
Yolanda Villariño

Etiquetas: ,

editado por...Wladimiro Martín @ 15:33
0 - PICA AQUÍ PARA VER y AÑADIR COMENTARIOS

13.4.07

Dos noticias de yudo en prensa nacional

Tenemos dos noticias relacionadas con nuestro deporte. En una defienden, de alguna manera, como hacemos nosotros, la correcta forma de escribir yudo, que aparece en el Diccionario Panhispánico de Dudas, en el que se recomienda escribir ‘yudo’ y convertir a sus practicantes en ‘yudocas’. Tenéis la noticia en el diario digital La Nueva España.

Por otra parte, lanzamos nuestra pública enhorabuena a Ernesto Pérez Lobo, buen amigo, que se incorpora al proyecto Madrid 2016 y seguro que algo hará por él, con su experiencia y clarividencia en este mundillo nuestro del deporte. La noticia la publicó MARCA y la tenéis pinchando en el enlace.



Wladi, Ernesto y el colaborador Valerio, tras uno de los programas de radio 'Buenos Vecinos' que dirigía el primero en la COPE. En aquella ocasión Ernesto fue entrevistado tras su paso como asesor por los Juegos Asiáticos. En el tiempo que Wladimiro Martín estuvo al frente del programa Buenos Vecinos se entrevistaron a inumerables yudocas, en calidad de practicantes de este deporte o por otras circunstancias. De este modo, pasaron por los micrófonos del programa figuras de nuestro deporte tales como: Ernesto Pérez, Isabel Fernández, Rafael Ortega, Manuel Jiménez, Francisco Valcárcel, Vicente Cepeda, Oscar Veiga, José Luis Barbat, Oscar Peñas, Ginés Arturo Carrión, Raquel Prieto, los cadetes Yaiza Martín y Raúl Abial, José Fernando Cuspinera, José Luis Balda, José Luis de Antonio, el niño Álvaro Forcén... Algún día podremos dominar un poco mejor este maravilloso mundo de la informática y colgaremos los documentos sonoros de aquellos testimonios. No desesperéis que todo llega cuando hay deseo y voluntad.

Etiquetas:

editado por...Wladimiro Martín @ 13:41
0 - PICA AQUÍ PARA VER y AÑADIR COMENTARIOS

11.4.07

Hubo Entrenamiento Federativo


Pablo Martínez y Rubén Pinto estuvieron entrenando con Rafael Ortega

El pasado sábado 31 de marzo, cuando algunos comenzábamos nuestras vacaciones dos yudocas de nuestra escuela municipal de Parla acudieron al entrenamiento federativo dirigido por Rafael Ortega. Rubén Pinto y Pablo Martínez participaron en la sesión dirigida por nuestro maestro y disfrutaron de lo lindo. Esperamos que ahora que dos representantes de nuestra clase de yudo de adultos se han decidido a acudir a estos maravillosos entrenamientos ‘tiren’ de otros compañeros y pronto sean más los que se beneficien de ello. Recordamos que siempre hemos recomendado estos entrenamientos y que pueden participar en ellos cualquier yudoca con licencia en vigor con un mínimo de cinturón azul y de 14 años cumplidos. No se trata de una prueba de ninguna clase en la que haya que demostrara absolutamente nada (más allá del comportamiento propio de cualquier yudoca que se precie). Simplemente se trata de pasar dos horas entrenando junto a yudocas de muchos otros clubes (algunos llegados desde fuera de la Comunidad de Madrid expresamente para participar en estos entrenamientos), en unas magnificas instalaciones. Animaos que el próximo entrenamiento federativo será el sábado 5 de mayo. No nos lo podemos perder.

Etiquetas:

editado por...Wladimiro Martín @ 21:48
0 - PICA AQUÍ PARA VER y AÑADIR COMENTARIOS

8.4.07

Cto. De Europa de Yudo (Belgrado)


Dos más de bronce
Los españoles David Alarza (-90 kilogramos) y Esther San Miguel (-78 kilogramos) han logrado hoy otras dos medallas de bronce en los Europeos de Belgrado de Yudo. La selección española ha zanjado su actuación con cuatro metales, uno más que los obtenidos hace un año en la cita europea de Tampere (Finlandia).
Tras el oro conseguido por Isabel Fernández (-57 Kg.) y el bronce de Vanesa Arenas (-48 Kg.), el madrileño Alarza estuvo cerca de repetir la plata ganada hace un año en Finlandia, pero subió al tercer cajón del podium tras derrotar al bielorruso Andrei Kazusionak en el combate decisivo de menos de 90 kilogramos. Previamente el español había vencido al serbio Drazen Miranovic en su primer encuentro y repitió victoria en el segundo contra el bosnio Slobodan Minic antes de superar también al letón Juegenijs Borrodavko en la pelea de cuartos de final. La derrota en semifinales ante el georgiano Irakli Tsirekidze privó a Alarza de luchar por el oro, pero no de optar y ganar después el bronce, que le mantiene en la elite de su peso en Europa.
La última jornada de la competición trajo también la cuarta medalla para España. La consiguió Esther San Miguel que, igual que el año pasado, se colgó el bronce en menos de 78 kilogranmos al superar a la polaca Katarzyna Wrobel en su cuarto combate.
San Miguel, que accedió directamente a la segunda ronda del cuadro, derrotó en su primer combate a la holandesa Claudia Zwiers y posteriormente superó en cuartos de final a la británica Michelle Rogers, aunque no pudo repetir triunfo en las semifinales, donde la rusa Vera Moskayuk la superó y la relegó a pelear por el bronce.

Los pesados no ‘rascaron chapa’
La representación española en Belgrado 2007 concluyó con la actuación de los madrileños Iván Vega (-100 Kg.) y Angel Parra (más de 100 Kg.) y de la catalana Alicia Alonso, que quedó fuera de concurso al perder su primer combate en más de 78 kilogramos contra la bielorrusa Yuliya Barysk.
En más de 100 kilos, Angel Parra perdió su primer enfrentamiento con el eslovaco Matjaz Ceraj pero pasó a la repesca, en la que superó a sus dos siguientes rivales, el estonio Martin Padar y el moldavo Vitalie Cebann. Sus opciones de podio terminaron poco después al caer ante el alemán Andreas Toelzer.
En menos de 100 kilos, Vega superó al ucraniano Artem Bloshenko en el primer combate, pero cayó en el siguiente frente al polaco Drzemyslaw Matyjaszek y se despidió de la competición, en la que España acabó quinta en el medallero. Francia volvió a encabezar este medallero con cinco oros, una plata y tres bronces.

Etiquetas:

editado por...Wladimiro Martín @ 21:02
0 - PICA AQUÍ PARA VER y AÑADIR COMENTARIOS

Isabel Fernández vuelve a proclamarse Campeona de Europa



La alicantina Isabel Fernández se proclamó, por cuarta vez, campeona de Europa individual de yudo, en la categoría de -57 kilogramos, tras derrotar en la final a la alemana Yvonne Boenisch, campeona olímpica y subcampeona mundial.Isabel Fernández se tomó de esta forma la revancha de las semifinales de los pasados Mundiales del Cairo, donde la yudoca española se marchó del tatami creyendo que había ganado en semifinales a la propia Boenisch, pero los jueces cambiaron su decisión y tuvo que pelear por el bronce, que no pudo ganar. La alicantina, campeona olímpica en Sydney 2000, bronce en Atlanta 1996 y abanderada de España en los Juegos Olímpicos de Atenas 2004, doble campeona del mundo en 1997 y 1999 y que ahora acumula seis títulos continentales (1998, 1999, 2001, 2003, 2004 y 2007), logró la medalla de bronce en los anteriores europeos de Tampere. Isabel Fernández hizo valer en esta oportunidad su experiencia ante la germana y se llevó el oro tras ganar el combate por dos 'kokas'. La española había eliminado previamente a la rumana Corina Oana Caprioriu, la húngara Bernadett Baczko, la polaca Inga Kolodziej y la ucraniana Anna Nikitina. Así mismo, Vanesa Arenas, quinta en los pasados Campeonatos continentales, consiguió la medalla de bronce en menos de 48 kilogramos, después de caer en semifinales ante la rumana Alina Alexandra Dumitru y ganar en la final de la repesca a también alemana Michaela Baschim. Arenas se deshizo en su primer combate de la israelí Roni Schwarcz y posteriormente de la ucraniana Olha Sukha, pero no pudo con la rumana y se vio abocada a la repesca, de la que salió airosa por un 'uasari'. Otra de las bazas españolas, Oscar Peñas, en menos de 66 kilogramos, se quedó fuera del podio. Tras vencer al británico Jean-Rene Badrick perdió con el serbio Milos Mijalkovic (plata tras perder en la final con el georgiano Zaza Kedelashvili), por lo que acudió a la repesca, en la que tras vencer al croata Dragan Crnov se despidió ante el azerbaiyano Ramil Gasimov. Los otros dos componentes de la representación española en la primera jornada de Belgrado 2007 sucumbieron muy pronto. Ana Carrascosa cayó a las primeras de cambio ante la bielorrusa Maryna Zharskaya (-52 kilogramos) y Kenji Uematsu sucumbió en la segunda ronda frente al esloveno Rok Draksic (-60 Kg. masculinos). España, por lo tanto, lideraba el medallero, igualada con Georgia, con un oro y una plata, tras la primera jornada.

Sara Álvarez se quedó sin bronce
La madrileña Sara Álvarez se quedó a las puertas del bronce en la categoría de -63 kilogramos de los Campeonatos de Europa de Yudo Belgrado, en cuya segunda jornada España no pudo conseguir medalla alguna.Tras el oro de Isabel Fernández y el bronce de Vanesa Arenas el viernes, Sara Álvarez fue la mejor representante española este sábado, aunque al final no pudo rubricar su actuación con un podio.Superó en sus dos primeros combates a la croata Marijana Miskovic y la británica Sarah Clark, pero no pudo en semifinales con la eslovena Urska Zolnir, a la postre subcampeona tras perder en la final con la francesa Lucie Decosse, campeona mundial. La yudoca española luchó por el bronce en la final de la repesca con la alemana Anna von Harnier, ante la que también perdió y se tuvo que conformar con la quinta plaza. Cecilia Blanco, en la categoría de hasta 70 kilogramos, venció inicialmente a la italiana Erica Barbieri y, después, a la rusa Natalia Burova, pero en cuartos sucumbió frente a la ucraniana Maryna Pryshchepa. Accedió a la repesca, pero tras imponerse a la bielorrusa Maryia Kuzniatsova perdió ante la belga Catherine Jacques. En cuanto a la representación masculina, Jorge Benavente se despidió muy pronto al caer en su primer combate (-81 kilogramos) con el alemán Ole Bischof, en tanto que Kioshi Uematsu (-73) se deshizo del noruego Martin Thiblin y fue derrotado por el búlgaro Georgi Georgiev antes de acudir a la repesca, en la que venció al checo Tomas Vesely y cayó frente al rumano Claudiu Bastea. Francia se ha alzado en el medallero con los oros conseguidos hoy por Decosse y Gevrise Emane, que revalidó el título (-70), con un total de dos primeros puestos, una plata y dos bronces; mientras que España es ahora quinta. Este domingo acabarán los europeos con la disputa de las categorías de hasta 90 Kg., hasta 100 Kg. y más de 100 Kg., en hombres. También se disputarán las categorías femeninas de menos de 78 Kg. y de más de 78 Kg.

Etiquetas:

editado por...Wladimiro Martín @ 11:42
0 - PICA AQUÍ PARA VER y AÑADIR COMENTARIOS