yudiario

Este es el diario de los yudocas, yu-yitsucas y deportistas que participan en las clases dirigidas por Wladimiro Martín, Cristina Carbonell, Rodolfo Cruz, Alberto Álvarez, Sergio Cortés, María Carbonell, Raúl Abial y Olga Corredera. Esta es la voz del CDE WLAC Yudo y de la Asociación de YUdocas y Deportistas de Acción Social (AYUDAS) Madrid. (Spain).

Opciones EEDDMM Parla
Defensa de patada photo Patada-para-GIF.gif

28.11.09

Arrancó la 'Yudoplij'


Ha arrancado nuestra nueva competición interna que habrá de servirnos para motivar aún más a nuestros ya de por sí animosos yudocas. De momento, parece que hemos dado con un formato muy del gusto de nuestros fenomenales yudocas. En las EE.MM. de Parla ya hemos arrancado con los sigueintes equipos:

1ª CLASE

EQUIPO

Capitanes

Medios

Ligeros

REINAS DE LA YUDOPLIJ


Cristina Moreno


Ariadna G.


Pilar Rubio

Los PETARDOS

Jaime Alamillo

Marco Ant.

Noemi Gallego

LOS DIABLOS DEL YUDO

Javier Pinilla

Javier Moreno

Stefan Yanovvsky

LOS DRAGONES DE ORO

Raúl López

-----------------

Noelia Folguera

YUDOLANDIA

Adrián García

Jaime Glez.

Guillermo Martín

COMANDO NEGRO

David Rubio

Luis Hidalgo

Cristian Izquierdo

EL YUDO DE PARLA

Álvaro Forcén

-----------------

Naira Pérez

LOS YUDOCAS DE ORO

Marina Cabrero

Christian Pez.

Adrián Alonso


2ª CLASE


Legendarios Shark

José Alberto

Carlos M.

Sonia

Miguel

Sergio Cortés

Cartel Yigoro Kano Cinturon

Marina

Lidia

David Y.

David Monforte

Adrián R.

(Hanae)

Los Pitufos del Infierno

Santiago

José M. Sieiro

Paco Hidalgo

Francis Hidalgo

Oscar Manchado




CHIQUI-YUDO


YUDOCAS SUPERSAYÁN IV

SUPER YUDOCAS

SERPIENTE DE FUEGO

YUDO

Edgar Calleja

Carlos Asensio

Erik Erce

Ángela Gallego

David Muñoz

Adrián García

Daniel Almagro

José Luis Pérez

Emma Sánchez

Sergio Martínez

Daniel Ruiz

Adrián Rodelgo

Álvaro Fernández

Enrique P. Valderas

Gonzalo Espinosa

Alejandro Fabero

Javier Pérez

Alejandro López

Aharón Santamaría

Ethan Campos




YUDO INFANTIL (M y J)

Los diablos

Alex Asensio

Rubén Pérez

Olga Corredera

Los yudocas más fuertes del Universo

Pau Inglés

Angélica Corredera

David Estáuchez

Aroa del Campo

Legionarios del Yudo

Iván Hidalgo

Daniel Muñoz

Arancha García

Luis Hidalgo

Águilas Doradas

Juan Ramos

Joseph Sandoval

Javier Martínez

Carlos Pliego

Dragones de fuego

Iván García

Cristina Pérez

Jesús Gauche

Daniel Cueto

Los tigres

Mónica Muñoz

Miriam Castro

Sergio Velarde

Andrea Camacho

Hay que decir que ya hemos celebrado una primera jornada en cada de una de las clases en que se va a desarrollar esta nueva iniciativa, salvo en el grupo de Yudo Juvenil en el que seguimos trabajando para confeccionar equipos nivelados y competitivos. Aquí tenéis el desarrollo de esta primera jornada.


1ª JORNADA

1ª CLASE L, X y V

Las Reinas del Yudo

2

Las Reinas del Yudo

2

Las Reinas del Yudo

2

Los Petardos

1

Dragones de Oro

2

Dragones de Oro

1

Diablos de Yudo

1

Yudolandia

2

Yudolandia

1

Yudocas de Oro

1

Comando Negro

1

Yudocas de Oro

2

Yudocas de Oro

2

Yudocas de Parla

1




2ª CLASE L, X y V



Los Pitufos del Infierno

3

Legendarios Shark

2


Legendarios Shark

4

Cartel Yigoro Kano Cinturón

0


Cartel Yigoro Kano Cinturón

3

Los Pitufos del Infierno

2


CHIQUI-YUDO

Serpiente de Fuego

3

Serpiente de Fuego

3

YUDO

1

Yudocas Supersayán IV

3

Yudocas Supersayán IV

2

Superyudocas

2







YUDO IV (2ª Clase M y J)

Los Diablos

2

Los Diablos

3

Águilas Doradas

1

Los Yudocas más fuertes del Universo

2

Los Yudocas más fuertes del Universo

1

Los legionarios del yudo

1

Dragones de Fuego

2

2


Los Tigres

















... y aquí os dejamos la clasificación tras la disputa de esta primera jornada:

CLASIFICACIONES


1ª CLASE L, X y V

Puesto

EQUIPO

Victorias

P

Las Reinas del Yudo

3

6

Yudocas de Oro

2

5

Dragones de Oro

1

3

Yudolandia

1

3

Comando Negro

0

1

Diablos del Yudo

0

1

Los Petardos

0

1

Yudocas de Parla

0

1


2ª CLASE L, X y V

Puesto

EQUIPO

Victorias

P

Legendarios Shark

1

6

Pitufos del Infierno

1

5

Cartel Yigoro Kano Cinturón

1

3


CHIQUI-YUDO

Puesto

EQUIPO

Victorias

P

Serpiente de Fuego

2

6

Yudocas Supersayán IV

1

5

Superyudocas

0

2

YUDO

0

1


YUDO IV (2ª Clase My J)

Puesto

EQUIPO

Victorias

P

Los Diablos

2

5

Los Yudocas + fuertes del universo

1

3

Dragones de Fuego

0´5

2

Los Tigres

0.5

2

Águilas Doradas

0

1

Los Legionarios del Yudo

0

1


Etiquetas: , , , , , , , ,

editado por...Wladimiro Martín @ 01:14
0 - PICA AQUÍ PARA VER y AÑADIR COMENTARIOS

26.11.09

Clases de Defensa Personal Femenina

Tenemos entre nosotros a un fenomenal yudoca como es el maestro Rodolfo Cruz. Su amplio bagaje de yudo del bueno no limita un ápice su calidad humana.

También tenemos un especial cariño a la localidad de Getafe y a la labor que allí hemos venido desempeñando durante mucho tiempo. Hace muchos años, una mujer nos tomó la palabra cuando sugerimos que podíamos colaborar aportando nuestro granito de arena en la lucha contra la lacra de la violencia de género. Fue cuando pasamos a desarrollar cursillos gratuitos de defensa personal femenina coordinada con diferentes asociaciones, especialmente de mujeres. Hacía algún tiempo que no reanudábamos esta desinteresada labor. Siempre era cuestión de falta de tiempo o de la persona apropiada.



Desde ayer, miércoles 25 de noviembre, ya volvemos a tener presencia en esa localidad y con la misma labor social. En este caso, es el maestro Rodolfo el que, dando nueva muestra de su conciencia y sensibilidad coge el relevo y pasa a desarrollar un nuevo cursillo de estas características.

No podemos dejar pasar la ocasión de felicitar a nuestro amigo Rodolfo y desearle una fructífera y feliz experiencia.

Etiquetas: , , , , , , , , ,

editado por...Wladimiro Martín @ 14:42
0 - PICA AQUÍ PARA VER y AÑADIR COMENTARIOS

25.11.09

Arrancó la 'Yudop-lij'

Ya hemos arrancado nuestra nueva Liga por Equipos. L habíamos bautizado como 'iurop lig', pero nuestra fenomenal manga roja Ariadna ha tenido una idea genial. La ha rebautizado como 'Yudop-lij', nombre que pasa a ser oficial desde este mismo momento.

Ya tenemos los equipos configurados en esta nueva competencia interna en todas las clases salvo en la de 'yudo juvenil' donde existen características concretas que n os han llevado a demorarnos.

Pronto daremos cumplida información de todo ello. De momento reseñaremos que ya se ha llevado a cabo una primera jornada en las dos clases infantiles de los lunes, miércoles y viernes de las Escuelas Municipales de la Concejalía de Deportes del Ayuntamiento de Parla.

Reseñamos, que en esa primera jornada la igualdad ha sido nota común y también la entrega de los participantes que parecen haber encontrado una nueva motivación en el formato de esta nueva iniciativa didáctica llevada a cabo en nuestras clases.

Etiquetas: , , , , , , ,

editado por...Wladimiro Martín @ 13:51
0 - PICA AQUÍ PARA VER y AÑADIR COMENTARIOS

24.11.09

Un equipo alevín de Ayudas consigue un meritorio 7º puesto

En el Trofeo Memorial Peralta

Empezó la jornada temprano. Llegamos a 'La Fundi' temprano y ya estaban la mayoría de nuestros pequeños deportistas esperando. Enseguida reunimos a los dos equipos y pasamos al pesaje. Llegó entonces la primea contrariedad. No todos daban el peso que se esperaba, lo cual es lógico a estas edades.


Pudimos componer dos equipos de alevines, ninguno de los dos completo. Para colmo, a nuestro valiente recién llegado, Jaime González, hubo que dejarle sin participar por la rígida normativa imperante. Jaime es todo un valiente y, pese a llevar sólo menos de un mes practicando, ya quiso tomar parte en esta aventura. Le pedimos disculpas por no haber podido saltar a la cancha, pero le felicitamos por su comportamiento y entrega. Además, afortunadamente, pudo tomar parte en el calentamiento e hizo piña con el resto de sus compañeros en todo momento.


Otro tanto ocurrió con os benjamines. A nuestros dos ligeros no les dejaron tomar parte en el trofeo por pesar poco. Se inventaron una nueva norma cuando lo acordado era que en el primer peso había que estar por debajo de los 30 Kilogramos, cosa que cumplían nuestros representantes. Alex Asensio e Iván García no pudieron tomar parte en este evento y dejaron os equipos con menos integrantes y menos posibilidades de hacer algo notable. También pedimos disculpas a Alex e Iván, pero les recordamos que fue la rígida interpretación de la organización la que truncó la posibilidad de que demostrasen lo muco que han progresado.


Uno de los equipos alevín estuvo a punto de pasar ronda al quedar segundo en su liguilla. Sólo perdió por uno de los equipos más fuertes, que a la postre se proclamó campeón, tras el desempate. Con las cosas así, supo bien ese séptimo puesto alcanzado.


Por su parte, los benjamines también estuvieron a excelente nivel y siguen demostrando, como sus compañeros mayores, que están en continua progresión.


En los equipos alevines tomaron parte: David Rubio, José Alberto Santiago, Jaime Alamillo, Luis Hidalgo, Javier Pinilla, Álvaro Forcén, Jaime González Machado y Raúl López. En los benjamines estuvieron: Alex Asensio, Iván García, Rubén Pérez, Jesús Gauche, Javier Martínez, Marco Antonio Mingorance, Javier Moreno y Sergio Velarde.

Tenemos que hacer una mención muy especial a los hermanos Mingrance, Carlos y Santiago, que fueron a ver al menor de la saga, Marco Antonio. Viendo las dificultades de la profesora Cristina para atender a tantos niños en distintos equipos echaron una inestimable mano. Mostraron una gran madurez interpretando de maravilla el Sita Kyoei o principio fundamental de los yudocas de 'mutuo beneficio'. Hay que recordar que el profesor Wladimiro se había tenido que marchar a las diez de la mañana del Polideportivo de La Fundi para trasladarse a Parla en cuyo doyo municipal se celebraba un entrenamiento de yudo del que tenéis más in formación abajo.


NOTA. MUY PRONTO, aquí, TODAS LAS FOTOS

Etiquetas: , , , , , , , , ,

editado por...Wladimiro Martín @ 15:41
0 - PICA AQUÍ PARA VER y AÑADIR COMENTARIOS

Nuevo Entrenamieto para 'mangas amarillas', azules, infantiles, cadetes y juveniles

Este pasado sábado hemos tenido un fenomenal entrenamiento en la sala municipal de yudo de la Delegación de Deportes del Ayuntamiento de Parla. Nada menos que 36 yudocas acudieron a la cita y entrenaron con mucha energía y sumo interés.

Como el entrenamiento se había convocado antes de saber que se celebraría en la misma mañana del sábado el campeonato por equipos ‘Memorial Peralta’ fueron muchos los ‘mangas amarillas’ que no pudieron acudir al mismo. Se encontraban representando a nuestra Asociación (AYUDAS) en ‘La Fundi’, en el mencionado torneo, en el que pudimos inscribir, finalmente, dos equipos alevines y dos benjamines. Menos mal... se nos hubiera quedado aún más pequeña la sala.

Pese a todo, el pabellón parleño quedó por todo lo alto. Sólo hubo un juvenil, pero era de nuestra asociación. También acudieron muchos cadetes de la Escuela Municipal de Parla y de AYUDAS. Algunos pensaron que fue una lástima, pues para ellos hubiera sido magnífico contrastar lo mucho que están evolucionando frente a compañeros y rivales de otras escuelas. Nuestros cadetes aseguran que son entrenamientos intensos, pero se repiten las mismas caras. Estamos buscando la manera de motivar a nuevos asistentes a este tipo de citas.

Acudieron al entrenamiento el juvenil Sergio Cortés; nuestros cadetes, Hanae El Hamissi, Lidia García, Itziar Sánchez, Sonia Sieiro, Gonzalo Nuevo, Paco Hidalgo, David Monforte, Víctor Irala, Víctor Manuel Pérez, Oscar Manchado, José Manuel Sieiro y Adrián Rodrigo; nuestros infantiles Cristina Moreno y Carlos Pliego y nuestros ‘mangas amarillas’. Christian Pérez y Aroa del Campo. A todos ellos les felicitamos por el interés mostrado y por haber demostrado lo mucho que les gusta el yudo, cosa en la que coincidimos con ellos. También felicitamos especialmente a la jabata de Hanae que acudió al entrenamiento poco después de habérsele quitado una escayola que le ha venido protegiendo su muñeca izquierda desde hace semanas.

La gran sorpresa


Acudió a nuestro entrenamiento el maestro Rafael Ortega acompañado de su esposa, la también maestra de yudo Purificación Polo. Fue una sorpresa mayúscula y motivo de alegría. Nos llenó de orgullo poder mostrar a nuestros maestros nuestra humilde pero coqueta sala, en un momento en que se encontraba repleta de jóvenes yudocas. Entre nuestros alumnos se encontraba lo más florido de nuestra escuela. Estaban nuestro joven cinturón negro Sergio Cortés, nuestro recién proclamado sub-campeón autonómico Víctor Manuel Pérez, nuestra campeona y medallista internacional Sonia Sieiro, algunos de los cadetes del equipo que se han clasificado para disputar la Final Autonómica (‘Memorial Peralta’)… En definitiva, era un buen momento para que nuestros chicos conocieran al maestro Rafael Ortega, profesor de su profesor Wladimiro Martín. El maestro, Cinturón Rojo, octavo dan, como decimos, acudió acompañado por su esposa Purificación Polo, Cinturón Blanco y Rojo, sexto dan. Se trata de una de las mujeres con más experiencia en la docencia y gran especialista en yudo de base. Es la encargada de lanzar jóvenes talentos, que luego pasan, ya formados, bajo la dirección de Rafael a desarrollar su yudo, desde la solidez de la base que les aporta nuestra querida Puri.

Rafael y Puri son el tándem más importante de yudocas de nuestro deporte. Hay otros matrimonios dedicados a este deporte. Ninguno como éste. No hablamos de número de campeones (los tienen a cientos), de cinturones negros, árbitros, monitores, profesores (también a cientos)… Hablamos de dos personas de máxima honestidad que rezuman cariño a su trabajo en cada pequeño detalle, en cada gesto. Hablamos de parte importante de la historia de nuestro deporte, que no se entendería sin esta pareja cuya vida está plenamente volcada hacia el yudo; son yudo.


Ahora quizás se entienda mejor la maravillosa sorpresa que nos llevamos al verles aparecer en nuestra casa y lo orgullosos que nos sentimos de ello. Nos alegró que vieran nuestro ‘shomen’ en el que se encuentra, como es preceptivo, la imagen de Yigoro kano, pero también la de ‘nuestros maestros’. En esa imagen se ve ‘nuestro árbol genealógico’ que va de Yigoro Kano a Kawaishi, de Kawaishi a Roland Burger y de Roland Burger a Rafael Ortega. En todos nuestros entrenamientos, desde hace años, nos damos vuelta tras el saludo colectivo, al empezar cada clase, y saludamos a nuestros maestros en señal de respeto y agradecimiento a lo mucho que les debemos. También lo hacemos al acabar cada clase, en todos los grupos; en los niños, en los de adolescentes y en los de adultos. Hasta las chicas de defensa personal imitan este gesto que se adelantó a tomar nuestro compañero y amigo Alberto Álvarez, el más de yudoca de todos los yu-yitsucas que he conocido; un fenómeno. Nos hubiera gustado que Rafael y Puri vieran esta sencilla ceremonia, pero no pudimos coordinarlo. Algunos no conocen nuestras costumbres; costumbres, como ésta, de las que estamos orgullosos. No importa. Este tipo de gestos no los hacemos para los demás; los hacemos para nosotros.

Sea como fuere, la ocasión fue maravillosa y, aunque breve, la visita de Puri y Rafa viene a jalonar, como todo un hito, nuestra historia; la de las escuelas municipales de yudo de la Delegación de Deportes del Ayuntamiento de Parla. Además, como el propio Ortega recordó, era la primera vez que ambos visitaban Parla. Nunca antes habían visitado la localidad y esa primera vez ha sido para visitar nuestro doyo y ver cómo se desarrollaba un entrenamiento con nuestros mangas amarillas, azules, cadetes y juveniles. Todo un placer; todo un honor. Nos hemos sentido muy dichosos y salimos muy contentos. Esperamos que esta alegría se haya transmitido a nuestros chicos porque consideramos que tiene mucha importancia. Que una persona de cincuenta años reconozca en público a quienes tanto le han enseñado en esta vida, debe servir de ejemplo a sus pupilos. Son tiempos en que es necesario predicar con el ejemplo y que los jóvenes tengan referencias cercanas de gentes, que con gestos sencillos sirvan de luz en el túnel en que se está convirtiendo nuestra sociedad. El respeto a un maestro no debe de ser olvidado a ninguna edad. Un maestro tampoco debe olvidar que debe ser digno de ese respeto de sus alumnos a cualquier edad (a los veinte, a los treinta… a los ciento veinte y a los ciento treinta). En el caso que nos ocupa no hay vuelta de hoja. Mientras yo esté vivo, mis maestros y los maestros de mis maestros serán recordados con el debido respeto que se merecen. Ojalá tenga la suerte y la sabiduría de transmitir igual forma de pensar a mis alumnos; se lo merecen.

Etiquetas: , , , , , ,

editado por...Wladimiro Martín @ 15:10
0 - PICA AQUÍ PARA VER y AÑADIR COMENTARIOS

16.11.09

Clasificados 2 equipos para la Final Autonómica

Nuestras benjamines son de 'plata de ley'
Fabulosas Naira, Pilar, Noelia y Ariadna




Todos los años, al llegar el Trofeo Peralta, tenemos la misma historia. Es difícil montar un equipo y más difícil aun que acuda a participar en este veterano torneo memorial.


Soy de los que cree que las competiciones por equipos en yudo son maravillosas y muy recomendables para chavales y niños. De hecho, creo que los benjamines y alevines no necesitan participar en ningún tipo de campeonato de lo que llamamos 'competición' salvo que sea por equipos y con el reglamento adecuado. La Federación ha ido haciendo un importante esfuerzo con eso del reglamento. Lo ha hecho mucho mayor que algunos profesores que siguen sin corregir a sus alumnos cuando hacen yudo de arrastre o de fuerza bruta. Se nota, porque tampoco los árbitros ponen el debido celo en tratar de erradicar a los que practican ese tipo de yudo poniendo en riesgo a otros yudocas a los que se enfrentan.


En todo caso, nos gusta el Peralta y solemos conseguir buenas clasificaciones en él. Este año, de momento, nuestras pequeñas benjamines han conseguido el sub-campeonato en Madrid Zona Centro y el derecho a participar en la Final Autonómica. Pero éste equipo ya tuvo que participar sin una integrante que dos días antes aseguró que acudiría a la cita. Además, en este mismo equipo ha habido que integrar a niñas muy ligeritas en pesos no tan ligeros.

El equipo alevín femenino y el cadete femenino ni siquiera llegaron a ponerse en pie pese a haber yudocas suficientes para haberlos presentado. Una verdadera pena. Pero es que, para que se hagan una idea, tenemos veinte chicas yudocas con licencia que podrían haber tomado parte en este trofeo agrupadas en equipos de cinco integrantes cada uno. Pues bien, al final acudimos al trofeo con un sólo equipo e incompleto. Increíble pero cierto.


Como teníamos el compromiso de del Polideportivo San Blas en el que se encontraban las chicas, los muchachos de los equipos infantil y cadete tuvieron que desenvolverse sin la presencia de su profesor. Por eso es importante destacar la generosa contribución de los juveniles Sergio Cortés y Erick Bolaños que actuaron de monitores con sus compañeros menores. Salieron un poco frustrados cuando detectaron algo raro en el arbitraje que padecieron nuestros infantiles. Pese a contar con sólo tres miembros en el equipo tuvieron una excelente actuación y merecieron clasificarse para la Final Autonómica como sus compañeras, las benjamines. Pero con sólo tres yudocas en el equipo, cualquier pequeño error suponía la imposibilidad de vencer a un equipo completo: son pura matemática. No obstante hay que aplaudir a Santiago Mingorance, David Yáñez y Francis Hidalgo que estuvieron a punto de dar la campanada. Ya podían haberles echado una mano algunos compañeros que debían de estar, en esos momentos, haciendo cosas mucho más importantes y en lugares mucho más importantes. Aquí seguimos respetando a todo el mundo, pero nos permitirán que mostremos nuestro total desacuerdo. Seguro que es importante acudir al centro comercial favorito o a visitar a ese familiar al que hace tiempo que no se visita, pero el profesor de yudo se siente en la obligación de sacar la cara por los que apuestan por el yudo y se sienten menospreciados por compañeros que no hacen los esfuerzos que hacen ellos. Eso seguro que también se entiende ¿verdad?


En la categoría de cadetes, con todo lo atolondrados que están a veces en las clases, si que se pudo armar un par de equipos. Lo malo legó en el momento del pesaje. Unos creen que eso del peso es orientativo y que basta el deseo para pesar un poco menos. Suponen que si un día pesaron 60 kilogramos, por ejemplo, dos semanas después pesarán lo mismo sigan la dieta que sigan y hagan el ejercicio que hagan. Así pasa lo que pasa. Jamás hemos aconsejado bajar peso a ningún yudoca en buena forma y sin problemas de tipo dietético o gastronómico. Pero los muchachos de ahora llevan una alimentación que debería ser más vigilada por sus padres y, sobre todo, los aportes extra-alimenticios deberían serles más controlados. He visto a chicos de estas edades comprar compulsivamente golosinas, bollos y patatas o similares a los diez minutos de haberse levantado de la mesa. No hablo del capricho de levarse algo dulce a la boca tras acabar de comer. Hablo de hincharse de productos de dudoso aporte dietético tras haberse levantado de la mesa ante un plato de pasta, una ensalada, un pescado y una pieza de fruta. Claro que la pasta la malcomen, el pescado lo huelen, la ensalada ni leela y la fruta según les dé la luna de un costado u otro.

El caso es que conseguimos dos equipos cadetes a base de imaginación e improvisación. En el primero en pesarse acabaron José Manuel Sieiro (-55 Kg.), Jader dos Santos (-60 Kg.), David Monforte (-66 Kg.) y Adrián Rodrigo (+ 73 Kg.). Como podemos comprobar en este equipo no se cubrió el peso de -73 Kg.


En el segundo, que a la postre quedó clasificado en tercera posición ganándose el derecho a participar en la Fase Final Autonómica, sí que se pudo completar, de mala manera el equipo. Lo compusieron Carlos Mingorance (-55 Kg.), Daniel Ruedas (-60Kg.), Paco Hidalgo (-66 Kg.), Víctor M. Pérez (-73Kg.) y Óscar Manchado (+73 Kg.) Sin duda la fortuna que tuvieron en el sorteo fue la misma que no acompañó a sus compañeros, pero, en todo caso, el mérito de clasificarse para la siguiente fase les corresponde a ellos, por lo que les felicitamos.

A falta de que participen el próximo sábado nuestros equipos benjamines y alevines, de momento, tenemos dos equipos en al Final Autonómica. A ver si logramos que participen en La Fundi un par de equipos con nuestros jóvenes yudocas; uno benjamín y otro alevín. Los mimbres los tenemos, veremos si somos capaces de hacer los cestos.


Mucho más que los dos campeonatos por equipos

Rodolfo y Wladi quedan séptimos en el Open Internacional de Katas


Además de la Fase Previa del Peralta llevada a cabo en San Blas y La Fortuna, el fin de semana trajo mucho más.


La pareja formada por los maestros Rodolfo Cruz y Wladimiro Martín se embarcó en una nueva aventura de yudo. Prepararon con premura y salvando algunos problemillas -gripe incluida- su participación por primera vez en un campeonato de katas.


Consiguieron un meritorio séptimo puesto en el 'Open' Internacional de Katas de la Comunidad de Madrid superados por una pareja portuguesa, otra de Asturias, otra de Castilla La Mancha y otras tres de Madrid. Este detalle y la puntuación obtenida ha animado a los maestros a decidir que se presentarán en el Campeonato de Madrid. Al haber sido superado sólo por tres parejas con licencia de Madrid, en estos momentos, estarían en condiciones de subir al podio en el mencionado Campeonato de Madrid a celebrar para el mes de marzo. Además, hay algo que les anima aún más. En sólo un par de semanas de preparación, sin tomar en cuenta distancias ni medidas reglamentarias y sí el espíritu general de la Kodokán Gosin Yitsu No Kata (en la que participaron) han sido capaces de obtener una puntuación de 53,89 puntos. No es una gran nota y está lejos de la de los campeones que obtuvieron 79,44. Pero lo significativo es que parejas que llevan años practicando esta kata sólo han podido superar a los representantes parleños por menos de 15 puntos. Esta diferencia no parece insalvable a varios meses vista del próximo campeonato. Indudablemente, con sólo dos semanas de práctica, los representantes de nuestra asociación y de las EE.MM. de Parla sólo pueden progresar; cosa que no parece vayan a conseguir en la misma proporción quienes llevan años haciendo lo mismo.


Además, todavía hubo ocasión para que algunos de nuestros muchachos acudieran a los entrenamientos oficiales convocados por la Federación Madrileña de Yudo. En la mañana del domingo, algunos de nuestros juveniles, alevines e infantiles acudieron al 'doyo nacional', que es como nos gusta llamar a la gran sala de yudo que se encuentra en el CSD. Aquí no se para... ni en domingo. Y la cosa sigue; a continuación os dejamos un avance de lo que está muy próximo a llegar.


No queremos acabar esta crónica sin agradecer a los padres de nuestros alumnos su colaboración. ¡Qué bien lo pasamos en San Blas con nuestras valientes benjamines! También felicitamos a los yudocas que deciden anteponer nuestras propuestas a otras muchas cosas que, seguro, podrían hacer en su lugar. Gracias por ese respaldo que entendemos como un acto de amistad, además de considerar que aciertan en su elección. Por último, vaya nuestra especial gratitud a quienes se acercaron a la grada del CSD a ver a los profesores Rodolfo y Wladimiro. Se agradece este apoyo, máxime cuando se trataba de en un campeonato soporífero; más de cuatro horas de katas que no entienden quienes no conozcan en profundidad y que sólo disfrutan algunos yudocas; algunos.



NUESTRO ÉXITO REFLEJADO EN PRENSA

Artículo en ZONA SUR Deportivo

Etiquetas: , , , , , , , , , ,

editado por...Wladimiro Martín @ 16:45
0 - PICA AQUÍ PARA VER y AÑADIR COMENTARIOS

Open Internacional de Katas de Yudo de la CAM

Lo primero que se me viene a la cabeza, tras haber participado en el ‘Open Internacional de Katas de la Comunidad de Madrid’ es que una cura de humildad nunca viene mal. Aunque se la lleve un tío humilde como quien esto suscribe, nunca viene mal una ‘curita’ de humildad; que el pecado de la soberbia asola por doquier y uno no está exento de abrigarse, en un momento dado de despiste, con la siempre útil y gratificante altivez o su prima la arrogancia.

Seguramente volveremos más adelante a ellas y a la petulancia, a la desfachatez, a la altanería y a las otras muchas primas que le salen a la extendida soberbia.

Desde hace mucho tiempo me vienen llegando señales y avisos. No me gustan las katas porque son herméticas y dejan poco margen a la libertad, a la interpretación a la imaginación, a la impronta personal. A mí me gusta la libertad casi tanto como los huevos fritos, el aire fresco del amanecer y dejar que el sueño se apodere de mi cuando habla un político en la televisión. Soy un fiel amante de la libertad ahora que la gente empieza a no amarla tanto (tendrán demasiada –digo yo-).


Lo que no me gusta nada es cuando se juzga la ejecución de las katas, cuando se juzga lo bien o lo mal que alguien hace una técnica de yudo, porque cada vez me llevo más chascos de los que quisiera salir pronto. En la competición, la verdad no se esconde en el artificio, la artimaña o la capacidad dramática. Si le tiras al adversario, importa poco que la plasticidad sea evidente o que el movimiento sea tosco. Luego están los grandes campeones, los campeones rocosos, los yudocas elegantes, etc. Para eso debería de haber más árbitros-yudocas en el estamento que regula el Reglamento de Competición. Pero no vamos por ahí.


No me gusta salir de un encuentro de grandes yudocas con la sensación de que gente a la que tenía en una alta estima están incapacitados a la hora de valorar el buen yudo (el único que yo reconozco como tal) y en cambio se dejan impresionar por la artimaña, la exageración, el fingimiento, la teatralidad, la pantomima… Hablo de los jueces.

En algunos momentos, participando en el ‘Open’ de Katas pensé que el yudo empieza a parecerse al fútbol donde los jugadores, constantemente intentan engañar al árbitro para sacar beneficio en el resultado de la competición. Me pareció ver a yudocas que quedaban en desequilibrio como por arte de magia, que se rendían ante una ligera presión en el antebrazo, que salían por los aires lanzados por extrañas fuerzas que no acierto a comprender después de tantos años de yudo. Creo que voy a volver a empezar por el cinturón amarillo. Es lo que me merezco por romántico, por soñador… por gilipollas.


Hablando de cinturón amarillo. Creo que o-soto-gari está en el gokio para cinturón amarillo. Hablo de que se trata de una técnica de yudo que la gran mayoría de los profesores de yudo incluye entre las llaves que debe de saber hacer un cinturón amarillo. A mi me parece una llave de yudo harto difícil para un principiante, tanto más cuanto se trate de un niño. Por eso no la enseño a los cinturones blancos de corta edad. Pero esa es otra cuestión. En el Open de Katas todos los participantes eran cinturones negros. Algunos eran, además, altos grados. Con ello presumimos que saben, de sobra, realizar osotogari. También sabrán, como lo sé yo, que significa gran siega exterior y que esta siega se realiza con la pierna. Pues bien… ¿que me expliquen a mí cómo son capaces de segar con las dos piernas en el suelo? Debemos de ser los únicos que se dieron cuenta de este detalle y recuerdo que en el primer ataque de palo (en la Kodokan Gosin-yitsu no kata), en el furi-ague, tori replica al ataque de uke con un osotogari.


Yo ya me temía algo de todo esto que empiezo a insinuar cuando tomé la decisión de participar en una competición de katas (y bien que me costó). Me tomé años en decidirme a participar en un torneo de katas. Creo que cuando hay un nivel alto de ejecución de movimientos ordenados, como se supone que hacen los experimentados cinturones negros con las katas, los jueces sienten una enorme tentación por dirimir los vencedores en los detalles insignificantes (los centímetros de distancias, por ejemplo) y no en lo esencial (la calidad de los movimientos, por ejemplo). Por ese motivo no acababa de decidirme a tomar parte en algo en lo que me parecía que iba a haber mucho paripé y poca satisfacción como yudoca.

Ahora creo que puedo hablar de otro modo. De momento, al tomar la decisión creo que he dado un paso al frente desterrando sospechas de otra índole. Creo que por algún rincón de mi existencia siempre anda agazapada la pereza para saltarme encima y dormirme con se letal beso anestésico. En esta ocasión, al menos, seguirá agazapada buscando mejor oportunidad ¡que se joda!


También creo que para criticar algo hay que meterse en ello y conocerlo desde dentro. Claro que también corro el riesgo que corrí cuando me metí de lleno en el mundo del arbitraje (otro sub-mundo que vive del yudo y camina en paralelo a él… jamás se encontrarán; y menos con los comelones rebaña-platos que se meten en él). Hace unos años, cuando iba a los campeonatos uniformado de chaqueta azul, pantalón gris y calcetines negros empecé a decir: cuanto mejor arbitro me consideran, peor yudoca me siento. Empecé a notar que perdía la sensibilidad del que ha pisado el tatami sin calcetines. No fue grave. No debí de acabar de perderla jamás porque también en ese mundillo me llevé una excelente cura de humildad de la que salí casi jodido pero contento; volví a ser yudoca. Digo que casi salgo jodido porque quisieron darme por el bul unos cuantos chicos bien afeitados a los que nunca caí bien. Son cosas de la libertad de la que antes hablé. Cuando llegó el momento de consagrarme en la secta del políglota revienta hoteles me pasaron una factura que tenían pendiente. Ni siquiera era mía y tardaron años en cobrarla, pero todo lo que no tienen en el saco escrotal les rebosa en paciencia y mala leche. No hay nada como darle una cuota de poder a un mindundi para que se acerque al climax cada vez que lo ejerce en abuso de su cargo. Ya se sabe lo dejarle la gorrita al tonto.



Volvamos al apasionante mundillo de las katas.


Hace tiempo descubrí que este Yudiario lo leen algunas personas que me quieren (pocas) y muchas a las que produzco el sentimiento contrario (muchísimas). No es que me sienta una persona poco querida; todo lo contrario. Lo que pasa es que tengo esta herramienta para conocer algunos de los sarpullidos que levantan mis cometarios y opiniones. Confieso que llego a disfrutar con ello. Esa es una de las claves de que le siga dedicando tiempo a este vehículo de comunicación.


En los análisis que realizamos del Yudiario observamos que no es Parla la población en que más lectores tenemos. Eso quiere decir que mis alumnos (la gran mayoría de ellos residentes en Parla) pasan olímpicamente de la mayor parte de las cosas que traemos a este espacio. La incoherente es que nació para ellos; pensando en ellos. Son las paradojas que se va uno encontrando en esta vida.

Con este comentario, quiero subrayar que me hago una idea de que de los cien lectores que preveo tenga esta crónica, tú que has llegado hasta aquí eres uno de esos que se considera poco afín a mi persona (por decirlo de una manera suave). Seas del tipo de lector que seas, te felicito por haber llegado hasta aquí y voy a pasar a tratar de ser un poco más constructivo a partir de ahora. Creo que te lo has ganado.


Me da la impresión que la Federación Madrileña hace un gran esfuerzo por promocionar las katas. Sus motivos tendrá y no hace falta ser un hacha para vislumbrar la mayoría de ellos. Una vez que he dicho esto añado que, tal vez le vendría bien a la Federación que este tipo de eventos se promocione para que, cada vez, haya más seguidores. Hablo de participantes y de espectadores en las gradas.


En las gradas no estaban ni las novias de los participantes. Yo se de dos abnegadas mujeres a las que costará volver a llevar a la grada de un certamen de este tipo…. ¡menudo coñazo!

Se me ocurre que hay cosas simples que harían al espectador sentirse más próximo al seguimiento del campeonato. Por ejemplo, creo que si tras cada kata o, mejor, tras cada grupo (incluso tras cada movimiento) se levantar a una puntuación, habría una especie de interacción entre público y organización. Siquiera se oirían aplausos al ver una puntuación alta. ¡Ah! Se me escapaba una cuestión. Igual lo que se pretende es que e juez pueda seguir teniendo la impunidad del anonimato. No se sabe lo que puntúan y a quién. Entonces, nos permitirán volviendo al principio, que nos llevemos un chasco al ver la incapacidad de los que creíamos grandes yudocas a la hora de juzgar el yudo y no la kata. No sé si me explico. Voy a tratar de precisarlo mejor.


Durante el transcurso de la competición fuimos aprendiendo las reglas del juego; unas reglas, que por cierto, ni a mi amigo Rodolfo ni a mi nos interesaban demasiado. No sabíamos lo que se valoraba ni cómo se puntuaba. El colmo de nuestra lejanía con la parafernalia fue que nos enteramos in situ, de que nuestro palo era más corto que el de los demás. Todo un símbolo en un país algo machista y cargado de símbolos fálicos por doquier. Bromas aparte, este detalle denota que nuestro interés era el de saltar al tatami de nuevo, el de tratar de demostrar una manera de interpretar el yudo, el de saber si seríamos capaces de retomar viejas sensaciones de nuestro paso por el mundillo de la competición. Todo eso fue positivo. Además, íbamos los primeros en la clasificación… ¡ventajas de salir los primeros! Y seguimos los primeros hasta que salió la tercera pareja a la que ni vimos realizar su ejercicio. Fue una pena, pues a la postre resultarían los campeones. Al ver la puntuación llegó el primer momento de reflexión; habíamos sacado casi 13 puntos a los compañeros que salieron tras nosotros a ejecutar la kata, pero los siguientes (los que quedaron campeones) nos habían sacado más de 16.

Empezamos a sospechar que esa sería nuestra posición final en el medio de la tabla, pero la ilusión –dicen- es lo último que se pierde.


Sólo hizo falta que salieran tres parejas más para que viéramos que no había opción alguna a subir al podio. A partir de ese momento empezamos a entrar en otra cuestión. Empezamos a tratar de valorar la tarea de los compañeros. Intentamos ser muy objetivos y reconocer nuestros errores (que los hubo, por supuesto) y los aciertos de los demás, así como los posibles fallos. Fue entonces cuando acabamos de chafarnos la tarde. No entendíamos nada. Llegamos a pensar que la distancia recorrida en legar al lugar del campeonato daba algunos puntos más, pero comprobamos que no era así cuando la pareja de Mallorca era puesta en la picota después de haber realizado, a nuestro juicio uno de las mejores ejecuciones de la Kodokán Gosin-yitsu-no-kata. Luego, volvió a apoderarse de nosotros el pequeño enanito (le solemos llamar ‘ego’) que a todos nos persigue. Juzgamos como bastante deficitarios algunos ejercicios de compañeros que nos superaron ampliamente en nota. Pero tampoco encajaban nuestros juicios en la clasificación general.

Con todo esto que digo no habría más remedio que reconocer que no tengo criterio para valorar las katas. Pero, por otro lado, tengo que decir que conozco desde hace años la Kodokan Gosin-yitsu-no-kata. Me examiné de sexto dan en el mes de julio de 2006 y me felicitaron, precisamente, algunos de los que en el Open actuaron como jueces. Precisamente ese fue el primer momento en que me enviaron una señal. Algunos de los que en el Open oficiaron de jueces me animaron a inscribirme en el Campeonato de Madrid de katas. He tardado más de tres años en decidirme a tomar parte en un campeonato de katas y siguen sin gustarme. Pero, además, tengo que confesar que en mi casa tengo un diploma que me califica como Juez Nacional de Katas. Pese a todo, sigo sintiendo (lo digo honestamente) que no soy capaz de aplicar parecidos criterios de valoración a los que emplearon los jueces del Open de Katas. Bien es cierto que no estuve pendiente de toda la competición, pero gilipollas del todo no somos (aunque a veces no nos importe pasar por tales). Notamos que la zona sur de Madrid tiene mucho peso en esto de las katas. Pero no creemos que sea por un motivo climatológico o territorial. Además, de la zona sur es nuestro club. Debe de ser otra cosa.


Algunos de los participantes hablaban de que “el año pasado…”, “en el Campeonato de España de hace dos años…” ¡Meses, años!


Uno piensa si esto de las katas, antes de conseguir echar a rodar no se ha convertido ya en un coto. Son pocos pero llevan en el ajo años. Como en la canción de los Celtas Cortos: ‘ahora mando yo, mañana tú’. Nos recuerda, un poco, al yu-yitsu; son cuatro, todos se conocen y se llevan así, así. Pero en cuanto aparece le invade la sensación de que todos le miran cómo preguntándose “¿y este qué hace aquí?” Y, claro, uno piensa enseguida: “éstos lo que no quieren es que les toquen los… inventos”.


Me he acordado mucho en todo este asunto del fugaz paso por el mundo de las katas de dos yudocas a los que, tras haber ganado muchas ‘cositas’ acabaron convenciendo para que tomaran parte en el Campeonato de Madrid de katas. Ya eran, ambos, Campeones de España de… ¡verdad! Participaron precisamente con el Kodokan Gosin-yitsu y… nunca más se supo de ellos. A mi juicio lo hacían muy bien y yudo tenían a raudales. No ganaron. Ya entonces sospeché que no se juzgaba el yudo de los judansas. Aquellos dos yudocas que no volvieron a tomar parte en competiciones de katas eran Ernesto Pérez y Carlos Amores. Igual suenan esos nombres.


Recordó Rodolfo una frase de un amigo suyo que viene al pelo: “si me mido no soy nadie, si me comparo soy la hostia”. Algo de eso hay.


En el Open Internacional de katas vi gente paseando con arrogancia como si hubieran inventado algo. Claro que al saltar al tatami no había un rival esperando a medir esa templanza y esa arrogancia. Escuché veladas quejas y lamentos, excusas y pretextos. Claro que nadie se hubo de medir a rival alguno de esos que te retratan cuando quieres lanzar una llave y no desequilibras. Me gusta el yudo porque destierra las excusas. Si en un campeonato no ganas es que pierdes; no hay más. Si pierdes es que te han ganado y lo ha hecho un rival que ha podido contigo. Punto.

En este mundillo al que acabo de llegar de los campeonatos de katas resulta que puedes ganar y perder intercambiando ambos roles con bastante elasticidad. Es verdad que la copa de campeón se la dan al primero de la clasificación, pero pasa como tras un referéndum: todos ganan. Unos ganan porque se llevan copa. Otros ganan porque sólo han podido ensayar un mes; otros porque ya no tienen tantos puntos de diferencia y es en relación a los que siempre ganan (y ya se sabe por qué).


Rodolfo y yo no hemos ganado nada. Hasta ahí podíamos llegar tras haber quedado séptimos. Tampoco tenemos excusas, ni paliativos (tan idiotas no somos). Aunque tuviéramos excusas, ya hemos arrastrado mucho los güevos por los tatamis de España como para contarlas. Pero tenemos otra cosa que también crece cuando has peleado con rivales de la talla de los que no pudimos vencer (y aún de los que en ocasiones sí pudimos vencer). A eso nos vamos a agarrar si decidimos volver a este mundillo de maestros de kabuki.


Para ir concluyendo diremos que Rodolfo Cruz me acabó convenciendo de tomar parte en una competición de katas en la que tras 40 años de yudoca jamás había tomado participado. Si me convención una vez puede que me convenza otra. Además, hemos quedado séptimos entre 11 parejas a concurso de las que sólo aparecieron 10. No es para estar orgullosos así es que no lo estamos. Más bien estamos muy cabreados. Decidamos lo que decidamos, no volverá a pasar (ni lo del cabreo, ni lo del puesto).


A modo de resumen vamos a valorar lo que nos gustó y lo que no nos gustó tanto.



Cosas que nos gustaron mucho


  • Saltar al tatami a hacer una demostración de yudo. Nos encanta practicar yudo.

  • Tener la oportunidad de ser juzgados por grandes maestros al realizar movimientos de yudo

  • Que acudieran a la grada nuestros amigos a vernos actuar

  • El haber encontrado un objetivo para tratar de avanzar en el Do

  • La sensación de cosquilleo al momento de ir a comenzar el ejercicio

  • El estado de concentración de los momentos previos al campeonato



Cosas que nos gustaron poco


  • El sistema de puntuación que no acabamos de entender en ningún momento

  • El gélido ambiente de las gradas

  • La duración del campeonato (igual hacen falta más tatamis y más jueces)

  • El silencio en el vestuario que tuvimos que romper con una broma

  • El comentario de un participante que aseguraba que el participar en este tipo de campeonatos tiene el mismo mérito que el hacerlo en ‘shiai’.

  • Pocas muestras de reconocimiento a la labor de los compañeros y demasiadas quejas, lamentos y excusas.

  • Poca transparencia en las puntuaciones al ser anónimas y opacas las valoraciones de los jueces (la mujer del césar tiene que ser honrada y, además, parecerlo)

  • Que no haya habido dos categorías (veteranos y aficionados) como se había anunciado en un principio

  • Que se propusiera una forma determinada de salir a competir (¿no está ya bastante codificada la kata para que además se intente regularizar la entrada al tatami también?)

  • La escasísima presencia de mujeres en este ‘Open’

  • Constatar que progresar en el mundillo de las katas (mejorar en la clasificación) no es mejorar como yudoca sino ser más pijotero en las cosas sin importancia

  • Comprobar que algunos maestros a los que admiro (no sé cuáles porque las notas son anónimas) acaban dando más valor a las cosas sin demasiada importancia que a las que lo tienen en yudo

Etiquetas: , , , , , , , ,

editado por...Wladimiro Martín @ 16:24
2 - PICA AQUÍ PARA VER y AÑADIR COMENTARIOS