yudiario

Este es el diario de los yudocas, yu-yitsucas y deportistas que participan en las clases dirigidas por Wladimiro Martín, Cristina Carbonell, Rodolfo Cruz, Alberto Álvarez, Sergio Cortés, María Carbonell, Marina Cabrero y Raúl Abial. Esta es la voz del CDE WLAC Yudo y de la Asociación de YUdocas y Deportistas de Acción Social (AYUDAS) Madrid. (Spain).

Pago Pay Pal EEDDMM de Parla
judo,judo,judo,jiu-jitsu,yudo,yudiario,wladi,wlady,parla,almayara,ayudas,deporte,sport,martial arts,artes marciales

29.6.13

Fiestas de Clausura del Curso en las EE.MM. de Parla

Fenomenal este grupo de yudocas de lunes y miércoles


Los pasados lunes día 24 y martes día 25 de este mes de junio tuvimos las correspondientes despedidas de curso en las Escuelas Municipales (EE.MM.) de yudo de la Concejalía de Deportes del Ayuntamiento de Parla. Fueron días de mucho trajín preparando todo, pero compensó viendo lo felices que se marcharon la mayoría de nuestros alumnos de entre 4 y 14 años de edad.

El lunes 24 fuimos despidiendo paulatinamente a los alumnos de chiqui-yudo, yudo infantil I, yudo infantil II y yudo infantil III. No se permitió, como en anteriores ocasiones dar entrada a los padres y familiares, muy a nuestro pesar. Nuestra experiencia es que no tenemos condiciones para que los niños evolucionen adecuadamente. Tenemos mucha falta de espacio, demasiado calor en la sala y algunos familiares acuden con carritos, bebés y niños pequeños que no practican yudo y que quedan demasiado descontrolados en la propia sala de yudo o en la contigua. Además, ocasiones han sobrado para ver en acción a los niños yudocas. No hay más que echar un vistazo a este YUDIARIO para comprobar que no hemos parado a lo largo de toda esta intensa temporada.


De manera que por todo lo antes comentado celebramos una fiesta íntima de despedida en la que aprovechamos para repartir regalos (rompecabezas -puzzles –, carteles -posters-, medallas, copas, diplomas, cartillas de yus, carnés de yudo, informes y cinturones). Y para compensar a los padres que querían ver a sus hijos en este último día de clase de yudo incluimos aquí esta crónica e invitamos a ver los reportajes fotográficos de ambas jornadas (más bajo están los enlaces y también en la columna de la izquierda).

Uno de los momentos más emocionantes fue cuando se fueron entregando los premios de los alumnos que más yus consiguieron entregar a lo largo de todo el curso. También os dejamos abajo la clasificación general. Pero ya avisamos de que los premios se entregaron en cada clase. A ello, como ya es tradicional se suman las tres copas a los tres alumnos más destacados de todas las EE.MM. de yudo.


Antes de pasar a rendir homenaje a los destacados conviene volver a explicar que los yus los confecciona el profesor, costeando de su propio bolsillo su emisión. También las medallas y copas las costea el profesor, que es a su vez quien pone las condiciones para todo este sistema de estímulo para los niños. A su vez el profesor guarda escrupuloso rigor en todo ello. Es decir que, al final, suelen ser los niños que más se han esforzado los que se llevan los premios… Estamos un poco cansados de comentarios malintencionados que nos llegan sobre si unos niños ganan más yus porque entrenan en más clases y cosas por el estilo. El sistema de yus funciona de maravilla, le pese a quien le pese.

En la clase de chiqui-yudo del lunes los campeones fueron:

1º Raúl Pérez –banda verde- (2820 yus) Copa de campeón
2º Rubén Pino –banda aranja- (2060 yus) Medalla de oro
2ª Irene Nogales –banda verde- (2060 yus) Medalla de oro
3º Brayan Largo –banda naranja- (1930 yus) Medalla de plata
4º Jesús de María Valderas –banda vede- (1920 yus) Medalla de plata


Los chiquiyudocas de lunes y miércoles

En la clase de Yudo Infantil I los campeones fueron:

Naira Pérez  -banda amarilla- (4820 yus) Copa de Super-campeona EE.MM.
María Sánchez –banda amarilla- (4270 yus) Copa de Super-sub-campeona EE.MM.
1ª Marta Serrano –banda amarilla- (3730 yus). Copa de campeona de la clase
2º Daniel Serrano –banda verde- (3100 yus). Medalla de oro
3º Andrés Sánchez –banda roja- (2950 yus). Medalla de plata



En la clase de Yudo Infantil II y III los campeones fueron:

Francisco Javier Martínez –banda azul- (4140 yus). Copa de Super tercero de las EE.MM.
1º Javier Moreno –banda azul- (3390 yus). Copa de campeón de la clase
2º Héctor Queiroz –banda amarilla- (2790 yus). Medalla de oro
3º Jaime González –banda azul- (2710 yus). Medalla de plata


Al día siguiente, el martes 25 tuvimos las dos fiestas de clausura del grupo de chiqui-yudo y del de yudo infantil. En el primero, el complicado grupo de chiqui-yudocas que tanta guerra ha dado a lo largo de todo el curso, dio tiempo a realizar una pequeña clase y a repartir todo o previsto. No obstante, como viene siendo tónica habitual faltaron numerosos yudocas, incluso en este importante día de despedida. Parece ser que los padres padecen un ‘efecto guardería’ en relación a nuestras clases de yudo, lo que hace inviable todo proyecto educativo. Esperamos un radical cambio de actitud para el próximo curso entre los que continúen y que aún no hayan comprendido que el yudo es algo más que una extraescolar.



En la clase de chiqui-yudo los campeones fueron:

1º Aarón Carrillo –banda vede- (2520 yus). Copa de campeón de la clase
2º Ainhoa Fernández –banda verde- (2180 yus). Medalla de oro
3º Iker Onwuamaeze –banda naranja- (1420 yus) Medalla de plata


En la clase de yudo infantil los campeones fueron:

1º Sergio Carrillo –banda amarilla- (2990 yus). Copa de campeón de la clase
2º Edgar Caslleja –banda verde- (2970 yus). Medalla de oro
3º Álvaro Fernández –banda roja- (2770 yus). Medalla de plata


A todos les felicitamos por este curso ñeque han sabido guardar ese sabio equilibrio entre diversión y esfuerzo que es la clave para el éxito en casi todo; también en yudo, escuela de vida donde las haya.


Durante el mes de julio veremos a algunos de los alumnos de las EE.MM. en el campamento multideporte del Ayuntamiento de Parla. Ya sabéis que en este campamento se desarrolla, entre otras la actividad de yudo, para promocionar entre todos los jóvenes de la población nuestro bello deporte. Además seguiremos viendo a algunos infantiles y bandas azules de las escuelas si se inscriben en los entrenamientos de yudo del club que se desarrollarán en la sala habitual algunas tardes y a diferentes horarios durante el mes de julio. Tenéis información detallada un poco más abajo. Sería un lujo dejar de entrenar durante todos los meses de verano, de manera que recomendamos esta opción del mes de julio y permanecer atentos a este YUDIARIO, para participar en los entrenamientos de septiembre una vez los tengamos organizados.

Feliz verano, felices vacaciones y… NOS VEMOS EN LOS TATAMIS

VER TODAS LAS FOTOS DEL LUNES 24

VER TODAS LAS FOTOS DEL MARTES 25
CLASIFICACIÓN GENERAL de YUS (Puntos de yudo)

 
Nombre  TOTAL
PÉREZ DÍAZ, Naira 4820
SÁNCHEZ GUZMÁN, María 4270
MARTÍNEZ OVALLE, Javier 4140
SERRANO SEBASTIÁN, Marta                              3730
MORENO REVENGA, Javier 3390
SERRANO SEBASTIÁN, Daniel 3100
CARRILLO VERDEJO, Sergio 2990
CALLEJA GÓMEZ, Edgar 2970
SÁNCHEZ GUZMÁN, Andrés 2950
PÉREZ del RÍO, Raúl 2820
PÉREZ del RÍO, José Luis 2790
QUEIROZ, Héctor 2790
FERNÁNDEZ OLMEDILLAS, Álvaro 2770
SANTAMARÍA RODRÍGUEZ, Aharón 2750
GONZÁLEZ MACHADO, Jaime 2710
VELARDE ERCE, Sergio 2690
GARCÍA LÓPEZ, Paula            2610
PÉREZ DÍAZ, Brandon          2520
Del ARCO GÁLVEZ, Adrián 2500
CORREDERA HERNANDO, Angélica 2320
ERCE, Erik          2210
GIJON, Claudia 2170
BERMEJO LÓPEZ, Carlos 2160
PÉREZ ALAYÓN, Javier 2090
GARCÍA LÓPEZ, Víctor 2070
GAMITO HERENCIAS, Ariadna 2070
PINO, Rubén 2060
NOGALES OLIVA, Irene          2060
INGLÉS SILLERO, Pau 2040
RODRIGUEZ NARANJO, Juan Pedro 1990
RUIZ, Daniel 1970
RODELGO, Adrián 1940
LARGO, Bryan          1930
VALDERAS AGUDO, Jesús de María          1920
GONZÁLEZ GODOY, Manuel 1880
GALLEGO CAÑEQUE, Noemi 1840
CONDE SÁNCHEZ, Carlota          1800
LOPEZ PRIEGO, Daniel          1780
DÍAZ MOLANO, Andrés David 1770
GARCÍA AGUDO, Álvaro 1750
RUBIO MARTIN, Pilar 1750
LÓPEZ PONCE, Andrés          1740
COBOS, Paula 1690
VALDERAS AGUDO, Enrique Pedro 1650
STANKIEMIZ, Kacper 1630
SANZ BARRIOS, Sara 1620
REY, Sergio 1620
BLANCO MEDINA, Enrique 1580
HIDALGO BRAVO, Iván 1560
QUEIROZ, Igor 1490
SANTIAGO PASTOR, José Alberto 1490
CUETO, Daniel 1480
ESPINOSA, Gonzalo 1480
GARCÍA GARCÍA, Aarón 1380
ARAGON, Oliver          1340
CARREIRA, Iciar 1310
MELO CARO, Juan Sebastián 1280
CUESTA MORENO, Lucía  1170
MINGORANCE FIGUEIRA, Marco Antonio 1150
HIDALGO BRAVO, Luis 1130
GONZÁLEZ, Fernando 1130
CORRALIZA, Aitor 1120
EMNAKHFAD, Adam 1120
SANCHEZ, Pablo 1110
DÍAZ BORREGÓN, Hugo          1100
ROSADO LOPEZ-CANO, Carla 1080
LÓPEZ ORTEGA, Alejandro 1070
SANTOS, David          1050
FLORES, Nicole 1010
SAN MIGUEL, Mar 990
SANCHEZ JIMENEZ, Jose Antonio 950
RODRIGUEZ PICON, Hugo 930
de la FUENTE ROSALES, Guillermo 840
MELO CARO, Camilo 830
FRAILE, Raúl 740
PAREJA RENTERO, Javier 720
NUÑEZ, David          670
GONZÁLEZ FRAILE, Lorena 660
KOUDI, Nohaila 620
PALMA REGUILÓN, Alejandro 570
KOUDI, Adam 540
NUÑEZ MAQUEDA, Pedro 510
FERNÁNDEZ Gª, Víctor          480
PALMA REGUILÓN, Susana 480
COJOCARU, Erik Iván 470
CATALINA, Alba 400
UTRILLA, Judith            400
BERMUDEZ, Diego 390
ABAREZ, Guillermo 330
GARCÍA RODRÍGUEZ, David 310
BAKRI, Adam 310
SANTOS. Iker 300
NARANJO, Ismael 270
RICO, Enrique Tomás 190
MUÑOZ VILLEGA, Mónica 150
MUÑOZ, Abel          140
MUÑOZ CARAZO, Mara          120

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , ,

editado por...Wladimiro Martín @ 12:13
0 - PICA AQUÍ PARA VER y AÑADIR COMENTARIOS

II Desafío Mogena. El yudo volverá a mostrar su lado solidario y generoso



Esta tarde se celebra el II Desafío Mogena en el Pabellón Juan de la Cierva de Getafe. Me gustaría mucho ver a mis alumnos y amigos en la grada, apoyando esta singular iniciativa. Yo estaré como periodista para echar una mano en su difusión, aunque poca falta le hace al extraordinario equipo de amigos de Fernando Mogena, que son de una capacidad deslumbrante.

 
El Desafío Mogena es básicamente un campeonato de yudo de gran espectacularidad que da cita a la flor y nata del yudo nacional. Se desarrolla la competencia en cuatro categorías de peso. A saber: -66 Kg., -73 Kg., -81 Kg. y + 81 Kg. Una vez determinado el campeón de cada categoría de peso viene el verdadero desafío. Se cruza a dichos campeones, de manera que al final se disputa la finalísima con los dos vencedores. De esta manera se trata de una especie de Open en su desenlace, sin haber dejado de ver la disputa de una especie de Campeonato de España previo. Y todo ello aderezado con diversos números y atracciones que hacen del evento un espectáculo ligero, emocionante y divertido.

Empieza a las cuatro y media con las eliminatorias de cada peso. A eso de la seis de la tarde está previsto que suba el voltaje en cuanto a emoción y competitividad. Para los que gustan de echarse la siesta esa sería una buena hora, pero avisamos que igual encuentran poco hueco en la grada. Las expectativas que ha levantado este evento en prensa nacional y en diversos medios de comunicación recomiendan acudir tempranito para acomodarse y no perder detalle. Además, hay reparto de premios, sorteos, presencia de famosos y muchas sorpresas.



Pero ¿qué es realmente el desafío Mogena?

Fernando Mogena es un extraordinario yudoca que padece ELA (EsclerosisLateral Amiotrófica), una enfermedad incurable y devastadora, desde hace cinco años.

Todavía competía Fernando Mogena cuando una lesión de hombro le tenía preocupado. No acababa de curar. Fernando ya había sido capaz de proclamarse Campeón de España y tenía en su palmarés varias medallas internacionales de gran mérito y valor. Un amigo le recomendó acudir al neurólogo. Fue entonces cuando el destino se le presentó vestido de negro con una factura que ni siquiera estaba a su nombre. Ya sabemos que con el destino es inútil discutir. Los peores presagios se confirmaron pronto.

La Esclerosis Lateral Amiotrófica (ELA) una enfermedad degenerativa de tipo neuromuscular. Se origina cuando unas células del sistema nervioso llamadas moto neuronas disminuyen gradualmente su funcionamiento y mueren, provocando una parálisis muscular progresiva de pronóstico mortal.

El coraje que antes derrochaba Fernando sobre el tatami, ahora desborda cada gesto cotidiano de su vida. Luchador nato da ejemplo de valentía y dignidad en cada palabra emitida por azar, en cada mohín escapado por descuido. Decidió tener una hija, su hija Luna, hace poco más de tres años; uno de los grandes pilares de Fernando frente a la implacable enfermedad. Cuenta con una legión de grandes amigos, dentro de esa sólida familia que son la buena gente del gimnasio Ronin y que organiza el evento del que estamos hablando. Pero, solos, aún siendo titánicos, no pueden. Necesitan ayuda. Te necesitan a ti.

¿Qué puedo hacer yo?

Existe una cuenta corriente en la que se pueden hacer donativos. La cuenta está a nombre de Luna Mogena. Es la cuenta 2100 3774 67 2100 5744 16

También se van a poner a la venta camisetas, a precios populares, en el propio polideportivo con el logo del Desafío y una bella imagen de yudo.

Además, a las 16:30 Irene Villa presentará el libro “Fernando Mogena: El Espíritu del Samurai”, que también se pondrá a la venta in situ, al precio de 10 €. Los beneficios económicos se destinarán a las necesidades de Fernando y a la investigación que se lleva a cabo en el Hospital Universitario de Murcia Virgen de la Arrixaca.


Pero el simple hecho de acompañar en esta fiesta dedicada a este gran luchador ya es importante. Necesitamos volver a dar todo el aliento posible, aunque sea desde la grada, al fenomenal yudoca Fernando Mogena. El yudo debe volver a mostrar su lado generoso y solidario. No faltéis.


Etiquetas: , , , , , , , , , ,

editado por...Wladimiro Martín @ 11:06
0 - PICA AQUÍ PARA VER y AÑADIR COMENTARIOS

28.6.13

Clases de yudo en julio



Del lunes 1 al sábado 20. A partir de infantil y cinturón verde


Martes y jueves de 19:00 a 20:30 horas. Fundamentos técnicos y también algo de randori.

Lunes y miércoles de 16:00 a 17:30 horas. Fundamentos técnicos y nague-no-kata.

Sábado 6. Entrenamiento federativo de 9:30 a 11:30 horas. (Licencia de yudo obligatoria)

Sábado 13. Entrenamiento especial pase de grado en Pabellón Limones, T. de Ardoz. 9:00 a 11:00 horas (Licencia de yudo obligatoria). Al finalizar el entrenamiento los candidatos a cinturón negro pueden ver los exámenes oficiales que en el mismo Pabellón se celebrarán, para irse ambientando (11:00 – 14:00 horas.)

Sábado 20. Pruebas exámenes y último repaso. 10:00 a 14:00 horas en Sala Deportes de Combate del Polideportivo Castillejos.

(Domingo 21. Exámenes de cinturón negro. 9:00 a 14:00 horas. Sólo candidatos)

Clases enfocadas a:
  • Profundizar en bases técnicas con el objetivo de preparar el examen de cinturón negro de yudo quienes puedan optar a él.
  • Asentar conceptos técnicos para quienes quieran seguir progresando y pasar de grado (cinturones verdes, azules y marrones, mínimo categoría infantil).
  • Mantener forma física y no interrumpir práctica de yudo todo el verano.

CONSULTAR PRECIOS a través de yudo@ono.com
INSCRIPCIONES: In situ hasta el martes día 2 de julio incluido

NOTA: De no haber un mínimo de diez inscritos no se pondrá en marcha esta serie de entrenamientos.

NOTAS PARA CANDIDATOS A CINTURÓN NEGRO:
  • Para poder presentarse al examen del domingo 21 de julio en Ajalvir hay que tramitar tasas oficiales e inscripción (consultar http://www.fmjudo.es) en la Federación Madrileña hasta el 4 de julio.
  • No se presentará a ningún candidato que no asista a todos los entrenamientos y actividades de este programa, ni, por supuesto, que no tenga la debida actitud en todas y cada una de las sesiones y actividades

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , ,

editado por...Wladimiro Martín @ 21:04
0 - PICA AQUÍ PARA VER y AÑADIR COMENTARIOS

26.6.13

Examenes de cinturón negro de la FEJJTEM




En estos últimos días del curso 2012-2013 no hemos parado, la verdad. Se han sucedido días de mucho ajetreo preparando los finales de curso y motivando a los alumnos un tanto perdidos y pelín acalorados, por no decir ‘empanados’. Necesitan unas vacaciones y no es que se hayan matado, pero así son las cosas.

Los que no han descansado son los muchachos de la FEJJTEM que se presentaron a examen de cinturón negro o grado el pasado sábado día 22 en el gimnasio Ken Kyu Kai de Madrid.

A quien esto suscribe le cupo el privilegio de oficiar de juez examinador de un buen puñado de estupendos yu-yitsucas que dieron un gran nivel. Con su esfuerzo y buen hacer engrandecen una institución como es la Federación Española de Ju-Jitsu Tradicional y Estilos Modernos (FEJJTEM) que en un solo año de existencia se ha situado como referencia nacional de la especialidad.


No nos cabe más que felicitar a los maestros de los aspirantes pues todos estuvieron a gran altura, demostrando la profesionalidad de sus mentores y lo mucho que luchan por elevar el nivel de la FEJJTEM.

Habría que anotar que nos embargó una pequeña sensación de lástima al no haber contado con ningún alumno entre los candidatos al cinturón negro primer dan o segundo dan. Esperamos, en breve, tener mejor respuesta entre nuestros alumnos. A algunos de ellos les vemos más que capaces de obtener este reconocimiento, tan pronto se sacudan un poco el desinterés que últimamente parece envolver a algunos de nuestros jóvenes deportistas. Desde aquí nuestros ánimos.

Bien es cierto que algunos ya están guardando fuerzas para presentarse el próximo domingo día 14 de julio al examen de cinturón negro de yudo, que tendrá lugar en Ajalvir. Pero no es menos cierto que ninguno de ellos –de los aspirantes- han empezado su preparación concienzuda de tan importante envite. En esta misma semana acordaremos los días y horas de entrenamientos así como del cursillo de preparación y esperamos máxima entrega y compromiso de parte de los interesados.


Despedimos esta crónica felicitando a los aprobados y, sobre todo, a os nuevos cinturones negros de la FEJJTEM, También un agradecimiento especial a los amigos del gimnasio Ken Kyu Kai que nos abrieron las puertas de su gimnasio como si fuera nuestra casa.

Y como siempre decimos: NOS VEMOS EN LOS TATAMIS



Etiquetas: , , , , , , , , ,

editado por...Wladimiro Martín @ 18:52
0 - PICA AQUÍ PARA VER y AÑADIR COMENTARIOS

Buena actuación de los yudocas del CDE WLAC en el VI Kataylú




Todos los participantes con sus trofeos


Teníamos un poco de retraso en este YUDIARIO. Motivo: que hemos estado liados con el fin de curso. Hemos estado rellenando diplomas y sellos de cinturón. Hemos tenido que encargar copas, medallas y confeccionar sus respectivas plaquitas. Ya sabéis que nos salen muy chulas por el ordenador pero lleva su tiempo. También hemos hecho muchos viajes a por cinturones, a por pegatinas de la Federación. Nos ha llevado tiempo contar, sumar y anotar los YUS en las cartillas. También hemos realizado informes de fin de curso en los que hemos anotado las ausencias a clase de cada cual, junto con una valoración individual del nivel técnico, del comportamiento y de la integración en el grupo. Parece que no pero llevamos días echando muchas horas de las mañanas a dar broche a nuestro curso. Somos profesionales y nos gusta dar ejemplo. Luego, en pago, nos cruzaremos con algún que otro alumno de los que desaparecen a la francesa y hará por esquivar la mirada para no saludarnos. Ese es el pago que recibimos en ocasiones. Pero no es menos cierto que en estos días cosechamos toneladas de palabras de agradecimiento y montañas de gestos de gratitud. Con eso nos quedamos.

Los hermanos Carrillo en acción

Ya ha pasado casi una semana desde que participamos en el VI Kataylú que por primera vez se eleva a la categoría de Copa de España. Tiempo es ya de comentar algunos aspectos relacionados con este singular evento en el que estuvimos presentes desde su gestación.

Este año volvemos a constatar que se hace largo. Es bonito ver la realización de la nague-no-kata, pero satura a lo largo de varias horas. Además, los yudocas –nuestros yudocas- de cortas edades no tienen la paciencia como para no acabar dando carreras por el pabellón y relajar su actitud.

Algunos de nuestros participantes

Pese a todo nos sigue pareciendo muy positivo este evento en el que el profesor Wladimiro ha llegado a tomar parte activa concursando en las dos ediciones anteriores en la categoría de Máster. No ha podido ser en esta ocasión.

En cuanto a la participación de nuestros yudocas se debe de calificar de meritoria. Pero también hay que insistir en que se puede mejorar mucho. La dedicación al estudio de las katas de yudo se debe realizar desde la búsqueda de la excelencia. Y son muchos los chicos, de todas las edades, que no acaban de entender que no basta con conoce los movimientos, sino que se trata de dominarlos y de ejecutarlos con fina destreza y eficacia.

Magnífico suri-komi-gosi de Álvaro

Lo que sí nos resultó muy chocante, una vez más fue el contrastar nuestra forma de entender el yudo free a la de otros maestros y profesores. Nos vamos a explicar.

Una vez más el Wladimiro hubo de realizar funciones de juez. Así lo viene haciendo en todas las ediciones. Y una vez más se da cuenta de que su criterio no acaba de encajar al pleno con el de otros jueces. En esta ocasión, para colmo, se trataba de jueces titulados y de renombre. Pues bien, se detecta en ellos –y esto es una opinión- una preocupación por el ritual que no se corresponde con el mismo celo en la ejecución de las técnicas. Creemos que esta es una clave para entender lo que pasa en este mundillo de los campeonatos de katas de yudo. Hay que recordar que una kata es la demostración de una serie de técnicas con un determinado ritual. Si estamos de acuerdo en esto debemos de actuar con coherencia. Lo primero que se debe juzgar es la técnica -las llaves de yuod- y luego vendrá el ritual. Y no a la inversa.

Wladi ejerció de juez como en todas las anteriores ocasiones

En cualquier caso queremos, desde aquí, agradecer un año más el magnífico trato recibido por nuestro amigo Pepe Merino, así como por su hijo José Andrés. También, por supuesto, a los padres y familiares de nuestros alumnos que una vez más realizaron un importante esfuerzo acudiendo –esta vez un poco más lejos- a una nueva cita de nuestro recargado calendario de actividades.

Cristina fue nuestra fotógrafa además de atender a los niños

Por supuesto, queremos también felicitar a los muchachos que participaron y que con tanto interés –unos más que otros- prepararon su participación. Hay que recordar que nos dimos citas dos tardes de dos viernes consecutivos para estudiar extensivamente esta kata. Lo hicimos con diversos medios audiovisuales y se facilitaron fotocopias para el estudio individual de cada cual. Por otra parte, por primera vez dimos acceso a este torneo a algunos bandas verdes, que no lo hicieron nada mal. De manera que para el próximo curso intentaremos seguir instruyendo a jóvenes yudocas si muestran el suficiente interés.

Dos de nuestros bandas verdes

En esta ocasión nuestros representantes fueron:

Sergio Carrillo
Aarón Carrillo
SUB-11
Álvaro Fernández
Claudia Gijón
SUB-11
Álvaro Fernández
Sergio Carrillo
SUB-11
Andrés Sánchez
Manuel González
SUB-11
Daniel Serrano
Brandon Pérez
SUB-11
Aharón Santamaría
Daniel Ruiz
SUB-11



Marta Serrano
Pau Inglés
SUB-13
Marta Serrano
Álvaro García
SUB-13
Naira Pérez
María Sánchez
SUB-13
Noemí Gallego
Andrés David Díaz
SUB-13



Sergio Velarde
Javier Mez. Ovalle
SUB-15
Javier Moreno
Jaime González
SUB-15



Jaime Alamillo
Cristina Moreno
SUB-17


Enhorabuena a todos y...

NOS VEMOS EN LOS TATAMIS

PICA AQUÍ PARA VER TODAS LAS FOTOS

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , ,

editado por...Wladimiro Martín @ 09:19
0 - PICA AQUÍ PARA VER y AÑADIR COMENTARIOS

21.6.13

Presentación Memoria Escuelas Municipales de Yudo de Parla

Como nos han pedido una Memoria del curso en la Concejalía de Deportes de Parla hemos aprovechado el esfuerzo para dejaros aquí ésta, especialmente adaptada para nuestros amigos y seguidores. Esperamos que os guste. NOS VEMOS EN LOS TATAMIS.


Etiquetas: , , , , , , , , , , , ,

editado por...Wladimiro Martín @ 14:56
0 - PICA AQUÍ PARA VER y AÑADIR COMENTARIOS

18.6.13

Entrevista en radio a Wladi Martín CDE WLAC-Yudo

Esperamos que os guste esta entrevista.

ENTREVISTA
ESCUCHAR ENTREVISTA

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , ,

editado por...Wladimiro Martín @ 15:07
0 - PICA AQUÍ PARA VER y AÑADIR COMENTARIOS

17.6.13

Ha fallecido el maestro Ángel Casco, del Budokán. Nuestro más sentido pésame



Ayer, estábamos participando en el VI Kataylú. En pleno campeonato se escucha un comentario intentando resolver quién es Ángel Casco y quién es Ángel Gasco. Me meto en la conversación y explico que el primero es maestro de la gran familia Budokán y el segundo es más conocido como maestro de yu-yitsu, aunque también lo es de yudo. Entonces me explican que sí que se trata del primero. Y pregunto que de qué se trata. De que ha fallecido. Me quedé sobrecogido. No es que hayamos sido íntimos amigos, incluso hemos tenido insalvables diferencias y acaloradas discusiones. Es cierto. Pero no dejo de traer a este YUDIARIO mi más sentida condolencia para toda su familia y para todo el gran grupo Budokán.

Calculo que Ángel Casco Galdeano y yo nacimos en el mismo año; de la misma quinta. Se va muy joven y dejará un gran vacío. Era de esas personas a las que ves entregarse sin reservas con los suyos. Hacía falta estar ciego para no verlo. En esa defensa de lo suyo no se paraba a distinguir en colores: o blanco o negro. De ahí, quizás, algunas de nuestras diferencias. Pero siempre aprecié en él su capacidad de trabajo, su entrega y el actuar a las claras; con fuerza… como un yudoca.

Además de querer expresar mis respetos a toda su legión de amigos, a su familia y a sus cientos de alumnos, quiero reconocer su labor. La de un profesor de yudo abnegado y generoso de los muchos que tenemos en este maravilloso deporte y que no siempre entienden que tienen mucho más que les une a lo poco que les separa. Lamentamos profundamente la pérdida irreparable que nos ha conmocionado. Entenderéis que hayamos postergado la crónica del Kataylú para más adelante. D.E.P.

Etiquetas: , , , , , , , , , ,

editado por...Wladimiro Martín @ 17:37
0 - PICA AQUÍ PARA VER y AÑADIR COMENTARIOS

15.6.13

Queridos yudocas. Queridos padres de yudocas. Me duele el yudo



Se nos va extinguiendo el curso como cuando una vela acaba de consumir la cera que aún mantiene la llama. El ritmo de sucesión de acontecimientos ha bajado y ahora que vamos despacio podemos ponernos a contar… mentiras. ¡Tralará!

Podríamos decir aquello de lo satisfechos que nos sentimos de todos nuestros alumnos y de la implicación de sus padres y familiares. También podríamos decir que ha sido un curso excelente y difícil de superar; que hemos dejado el listón altísimo, pero que precisamente ese será nuestro reto: volverlo a superarlo. También podríamos decir que por el mar corre la liebre.

Mañana domingo participaremos en la I Copa de España de katas de yudo VI Trofeo Kataylú. Hemos tomado parte en este singular trofeo, pergeñado por nuestros amigos Pepe Merino y su hijo José Andrés, desde su primera edición. Todo un honor que se ha debido a nuestra larga amistad con ellos.

Algunos de los participantes el año pasado en el V Kataylú

Pues bien, una vez más, al preparar este importante evento hemos vuelto a constatar la diferente intensidad en el compromiso de nuestros yudocas. Dicho compromiso, que va desde la implicación total y sin reservas hasta la abulia total, no siempre está relacionado con la edad del interesado; no siempre el más jovencito es el menos comprometido. Ni mucho menos. Algunos se han puesto con los cinco sentidos a preparar el complejo ejercicio con que se participa y otros se lo han tomado como un simple juego; como una nueva ocasión de conseguir una medalla. Sólo han sabido ver el lado festivo del acontecimiento. Con ello, en algunos casos han hecho flaco favor a su pareja; también a todo el equipo. En algunos casos ha habido que hacer encaje de bolillos para conseguir emparejar a los participantes y no se ha visto una verdadera colaboración y, mucho menos, una correspondencia con el esfuerzo del profesor y de algunos de nuestros yudocas. Una pena. Mientras unos han intensificado sus entrenamientos, otros simplemente no han podido coincidir con su compañero de kata o no han realizado debidamente sus entrenamientos.

Ha habido niños que aseguraban querer participar hasta el último momento y a los que se ha intentado preparar para su participación. También a última hora, esos mismos niños, se han escusado, para no participar, con peregrinos argumentos. Una vez más se nos antoja que no se acaba de comprender nuestro proyecto educativo. Uno empieza a rescatar la vieja sensación de que cuanto más flexible se muestra uno tanto más se desprecia –lo contrario de apreciar- lo que uno propone.

Saludo tradicional entre yudocas

Entrenar para competir

Tengo un amigo, José Antonio Cechini, que fue yudoca olímpico y actualmente es catedrático de Ciencias de la Actividad Física. Escribió un libro –El judo y su razón kinantropológica- en el que comienza recordando:

“El lexema competición, cuya etimología arranca del vocablo latino ‘competere’, que significa ‘buscar conjuntamente’, en pocos deportes cobra tanto sentido como en las modalidades de combate”.

En lo que mi amigo Cechini define como deportes de combate encaja indudablemente el yudo, como deporte de lucha, si se prefiere. E indudablemente, en lo de ‘buscar conjuntamente’ también. No olvidemos que su creador, el maestro Kano, forjó su nuevo deporte con algunos principios ideológicos que no deben olvidarse. Uno de ellos fue el del mutuo beneficio o yita kioei (lo veréis escrito jita-kyoei).

Si un yudoca olvida que la competición tiene ese origen de búsqueda con otro, también puede acabar pensando erróneamente que no hay que entrenar para competir. Así, observamos últimamente que algunos de nuestros yudocas celebran con algarabía poder acudir a algunos eventos de esos que seguimos llamando competiciones, aún cuando no acuden asiduamente a entrenar. Y no hablamos de los más jovencitos en esta ocasión.

Por esa misma línea de deducción llegaríamos a que algunos de los más jóvenes yudocas (y sus familiares) pueden llegar a pensar en acudir a todo tipo de eventos sin apenas preparación. Por ahí empieza a hacer aguas todo el navío y a eso nos referíamos más arriba al hablar de comprender nuestro proyecto educativo.


El guiri japonés

Dos de los pueblos más belicosos de la historia acabaron enfrentándose a tiro limpio, ¿como no podía ser de otro modo?. EEUU, pese a su corta historia como país, ha tenido contenciosos bélicos en todos los rincones del mundo. Japón tiene en sus orígenes imperiales auténticos baños de sangre que también supieron exportar allende sus fronteras. Cuando ambos países se enfrentaron bélicamente EEUU acabó las cosas a su manera… ¿Les suena Hiroshima y Nagasaki? ¡Fué la bomba! Pero antes, ya hubo ocasión de que los yanquis quedaran asombrados del comportamiento del ejército nipón. Al parecer, se llegó a encargar un estudio a la antropóloga Ruth Meredith que se fraguó en el libro El crisantemo y la espada. En él acaba apareciendo algo que pudiera ser clave para entender al ejército japonés; también a todos los japoneses, en general. Hablamos del ‘guiri’.



El guiri vendría a ser un compromiso, un sentido del deber, una deuda, algo muy ligado al honor. Tiene mucho que ver con lo que siente un hijo hacia sus padres, que le han dado la vida y su entorno social. Para el japonés es algo más que simple gratitud; no se debe defraudar a los padres. Más bien hay que conseguir que se sientan orgullosos de su progenie.



Pero el guiri también es el sentimiento mezcla de orgullo y deuda para con otros grupos sociales. Por ejemplo, un yudoca del club WLAC se sentiría comprometido, orgulloso y en deuda con sus compañeros y con el colectivo si tuviera ese guiri. Ese mismo guiri se ampliaría, automáticamente, al sentirse comprometido y en deuda con el yudo, en general, del que el Club WLAC no deja de ser una pequeña parte. Así, por extensión, un yudoca tendría guiri por estar sometido a códigos éticos y valores tradicionales del bushido, dado que el yudo se creo a partir del yu-yitsu, que practicaban los samurai, para quienes el bushido imponía cuestiones tan radicales como ‘antes perder la vida que el honor’. De ahí ese ritual tan extraño para los occidentales de abrirse la tripa –jara- de un tajo –kiri- tan característico en la historia de Japón. El sepuku (en leguaje coloquial jara-kiri) se hacía con la katana, pese a ser arma más incómoda para tal fin, y se abría el vientre que es donde reside el alma, según los japoneses. 

Soy yudoca

A nadie se le va a pedir que se practique el sepuku. Ya bastante cerca está, en ocasiones, el profesor de hacerse en directo el jara-kiri y tampoco acaba sucumbiendo a la tentación de poner fin a todo con tan romántico y drástico procedimiento. No se trata de eso.

Valgan estas líneas para proclamar la diferencia entre el yudo y otras actividades de las englobadas en el apelativo ‘extraescolares’. También entre el yudo y otros deportes.

Lo que proponemos nunca fue una actividad extraescolar al uso; una forma de rellenar la agenda extraescolar de los ocupados niños de nuestra sociedad. Proponemos entrar en un nuevo mundo, en una forma de entender la vida. ¿Tendremos que recordar ahora que el lema del yudo es ceder para vencer?

El yudo transmite valores de respeto. No es baladí que al comenzar toda confrontación se salude al rival, compañero o adversario y también al finalizar dicho enfrentamiento, sea del cariz que sea. Todo ese ritual que, tiempo atrás, tanto ha denostado quien esto suscribe, es rescatado en un mundo y un momento en que se pierden ciertos valores; casi todos. Pero, además, debe de servir para hacer diferente al yudoca y hacer que éste se sienta a su vez diferente. Ahí radica el nacimiento del sentimiento de orgullo de pertenencia al grupo -primero al club y enseguida al colectivo de yudocas- y también el de deuda para con el propio yudo: puesto que tanto me da o puede dar el yudo, estoy en deuda con él para devolverle algo de lo que me llevo, para seguir transmitiendo ‘eso’ que tanto lo diferencia de todo lo demás.

Todavía recuerdo mis años de infancia cuando alguien, al verme por la calle, gritaba: ¡yudoca! La mezcla de sentimientos era verdaderamente confusa. Sólo ahora pienso que quizás en mí estaba naciendo algo parecido al guiri japonés. ¿Quién sabe?

Cinturón negro. Todo un símbolo



Decíamos antes que mañana tenemos uno de los pocos compromisos que nos quedan en este curso. Luego vendrá otro que en los últimos años ha venido a tener gran importancia. Hablamos de los exámenes de cinturón negro de verano.

Llevamos diez años impartiendo clases de yudo en la triste Concejalía de Deportes del no menos triste Ayuntamiento de Parla. Durante los tres primeros años poco conseguimos en el terreno que ahora nos ocupa. Poco después conseguimos que dos de los alumnos de las Escuelas Municipales de la mencionada triste institución se titularan como cinturones negros. Digamos que se trataba de C.G. y de A.P. Corría el 2006 y hoy día ninguno de los dos yudocas practica yudo. Al menos nosotros cumplimos con nuestra parte. Por cierto, que a uno de ellos le hemos visto recientemente impartiendo clases de yudo para una empresa de esas latiguera y explotadora, sin titulación y sin siquiera haber pisado un tatami desde hace cuatro años. ¿Guiri?

Poco después, conseguimos algunos cinturones negros más R.G., F.J.P., S.G. Ninguno de ellos sigue practicando yudo. Entendieron a la perfección esa barbaridad que hemos escuchado a algunos padres de nuestros alumnos refiriéndose a nuestra actividad: “por lo menos acábalo”. Nosotros tenemos muy claro cuándo se empieza a hacer yudo (o a ser yudoca por ser más precisos), pero tenemos serias dudas de cuando se acaba. Y es por eso; porque entendemos que no se hace o practica yudo sino que se es –o se deja de ser- yudoca.

De un tiempo a esta parte nos aterra que llegue el momento de preparar los exámenes de cinturón negro. Nos lleva a consumir cantidades ingentes de energía y a acumular toneladas de sensaciones de fracaso y frustración. De un tiempo a esta parte, nos aterra el m omento en que algunos de nuestros alumnos se conviertan en hombres o mujeres y puedan tomar parte en el examen de cinturón negro. Es decir, que nos angustia que nuestros yudocas que llevan dos años de cinturón marrón, cumplen al menos 15 años y practican yudo, por lo menos, desde hace cuatro años nos pidan optar al examen de cinturón negro. Pasamos a explicarnos.

Cuando llega ese momento (15 años, cinto marrón, etc.) también llega el momento de constatar la falta o no de guiri. Es increíble que después de tantos años, de tantas sesiones de entrenamiento, algunos se las han apañado para no saber ni caer de frente correctamente, han conseguido realizar el simple gesto del saludo con ostensibles defectos y se les aparece una especie de alzheimer, sumamente prematuro, que les hace olvidar lo que significan algunas palabras japonesas de uso continuo en nuestras clases. Todavía recuerdo esa anécdota con otro de nuestros cinturones negros A.R. al que tomé por uke para realizar una demostración de técnicas de contra-ataque. Le pedí que hiciera sobre mí kosi-guruma y el muchacho, azorado, respondió que él por nombres… No se acordaba de cómo realizar kosi-guruma que es una llave de yudo que enseñamos a nuestros bandas naranjas (niños de menos de 6 años) y que nunca deja de practicar un yudoca de ninguna edad. ¿Guiri?

Es cierto que por factores varios –aquí hemos ido señalando algunos-, la gran mayoría de nuestros alumnos llegan al momento de tomar examen de cinturón negro con poco nivel; cada vez menos en líneas generales. Guarda relación directa con la escasa entrega de nuestros adolescentes en las clases, que cada vez más sistemáticamente nos vemos obligados a parar para reclamar más entrega y menos molicie. También es directamente proporcional a la falta de asiduidad a las clases y eventos de muchos de nuestros alumnos. Donde hace pocos años era la mayoría la que acudía ahora es la mayoría la que no puede ir.



Los estudios lo primero

Estamos cansados de coleccionar excusas. Las tenemos ya de todo tipo: “me he dormido”, “tenía un cumpleaños”, “mi padre no me ha podido llevar”, “tenía que hacer un trabajo”, “tenía muchos exámenes”, “me dolía la punta del mismísimo”…

El cinturón negro viene a ser uno de los poquísimos títulos que puede conseguir un muchacho de 15 años de edad. Exige sacrificio, conocimientos y un pago –económico-, entre otras cosas.

Luego, una vez obtenido, se puede uno sentir orgulloso de ello o no. Por volver a lo que decíamos antes, se puede sentir guiri o sentir que por fin se ha conseguido acabar. Usted elige.

Pero tanto sacrificio -¿tanto?- choca a veces con otros intereses y prioridades. Los niños tienen que estudiar. Tienen deberes y otras actividades de las llamadas extraescolares.

Rebuscamos en nuestra colección de excusas y sacamos las del lote que hemos archivado en relacionadas con los estudios. ¡Sorpresa! La gran mayoría de sus autores –de las excusas- o bien buscan trabajos en ETT, en la actualidad, o bien malgastan su tiempo en empleos para los que se exige ninguna o poca formación. ¿Cómo nos gusta engañarnos?

En nuestra colección también encontramos otras archivadas en ‘diversas aficiones’ o ‘formaciones complementarias’. Está la del niñato del balonmano, que nos montó un pollo porque no le pasábamos a cinturón marrón, pero que ensalzaba su nuevo deporte favorito hasta ponerlo por las nubes. Éste llegará a olímpico –pensábamos- pero ¡qué va! También lo dejó al año siguiente.

La niña del teatro tampoco pasó a marrón –menos mal- y también montó el pollo o ensayó un drama griego; ¡qué sé yo! Hoy no sube a la escena de ningún teatro, tampoco practica yudo. Seguramente es feliz pese a la frustración de no haberse llevado el cinturón marrón.

Hoy en España parece que estudiar es poca garantía de acabar formado. La escuela tiene poco crédito; la pública tiene poderosos enemigos y la privada tampoco parece conseguir formar cerebros. Cuando así sucede, ¡bingo!, ya tenemos otro para que se vaya a buscar trabajo a Alemania. Vaya panorama.

No nos cansaremos de repetirlo: ‘los estudios lo primero’. Pero… ¿y qué es lo segundo? ¿el móvil? ¿salir con los amigos? ¿Tuenti? ¿la ‘play’?

No somos quiénes para dar consejos. Lo que vamos a hacer es lanzar una idea. Lo hacemos en el ánimo de ajustar deseos, pulsiones y otros mecanismos de la psique a la cruda realidad de nuestros logros. Nos imaginamos ahora a un muchacho (también puede ser muchacha) de unos doce años. Se hace una lista de prioridades en la que por puro interés personal, por consejo o imposición familiar –vaya usted a saber- pone en primer lugar los estudios. ‘Lo primero los estudios’. Ahora, para organizar su tiempo –una vez descontado, obviamente, el empleado en tareas fisiológicas- surge la pregunta: ¿Y lo segundo?

Si en este ejemplo estamos hablando de un yudoca que ya lleva unos años practicando nuestro deporte, suponemos que le gustará casi tanto como a nosotros. Es probable entonces que el yudo aparezca en la lista enseguida. Si por el contrario, hay que ir a buscar el yudo muy abajo, se entenderá que la dedicación sea proporcional. A más abajo se encuentre el yudo menos interés habrá en él y, por tanto, menos esfuerzo, tiempo, dedicación… Hasta ahí todo lógico y consecuente.

Seguimos con el niño de doce años del ejemplo, al que recomendaremos hacer la misma lista cada año que pasa o cada curso que comienza. Y siempre le recomendaremos que los estudios sean lo primero y seguir preguntando qué es lo segundo. Porque cuando el niño cumple 15 años parece ir a rescatar del décimo puesto –es un ejemplo- de su lista el yudo. Y por arte de magia lo sube a lugares de máxima prioridad. Pero no le ha dedicado el tiempo, ni la dedicación, ni el esfuerzo en consonancia a ese puesto al que ahora lo subió. No pasa nada. A fuerza de incoherencia se pasa ahora la responsabilidad al profesor. ¿Es que no está el chico preparado después de tantos años para sacar el cinturón negro? Pues mire usted: no lo está. Pero es que tampoco está preparado para mantener una entrevista de trabajo en inglés y lleva los mismos años estudiando dicho idioma. Lo que ha venido haciendo es una actividad extraescolar que le ha dado beneficios al tratarse de un deporte completo donde los haya, pero no ha pasado de eso. No ha tenido nunca guiri. ¿Cómo diablos quiere que ahora se lo inoculemos?



Respeto hacia uno mismo y hacia los demás

Me llega un ruego, entre queja y amenaza, de que un niño no podrá seguir el curso que viene practicando yudo. Como dicho joven yudoca va creciendo al ir a reservar plaza se encuentra con que ya no puede matricularse en chiqui-yudo (cuesta unos 7 euros al mes). Tendrá que hacerlo en yudo infantil que viene a costar 12 euros al mes. A ver si puedo hacer algo. Pues de momento, comprender que cinco euros al mes no justifican para ese señor padre la labor educativa que venimos haciendo durante dos años con su hijo. Se siente uno un poco infravalorado.

Ya sabemos cómo andan las economías domésticas en nuestro país en nuestros días. ¿Pero de verdad es tanto cinco euros más al mes? ¿Es caro recibir clases de yudo por un sexto dan a 12 pavos al mes? ¿A cuánto estará el kilogramo del guiri ese?


Nos estamos alargando demasiado y no tenemos ninguna confianza en que este escrito tenga más éxito del que tienen nuestras cada vez más habituales charlas en las clases; o sea ninguno. Así es que vamos a ir acabando recomendando vivir el presente. Esta es nuestra recomendación final: vivir con plenitud cada instante. Entregarse con pasión en el momento de estudiar y también en el de practicar yudo. No hacer planes a muy largo plazo si no es siempre con los dos pies firmemente asentados en el presente; en un presente pleno, lleno de sensaciones y en el que uno sea capaz de poner todo su sentimiento vital… como si no fuera a haber otro. ¡Con dos guiris!

Quizás con ello uno aprenda a tener más respeto. Hacia uno mismo y hacia los demás. No olvidemos que la palabra respeto viene del latín respectus. Se trata de una palabra compuesta por re y spectrum, o aparición, y que viene de la familia specere o mirar. Así pues, estamos hablando de volver a mirar. La idea es esa. Respeto es también volver a mirar, no quedarse con la primera mirada que hacemos sobre algo y esperar una nueva aparición. Respetar es tener miramiento, no una primera y simple impresión. Quizás, ahora que vamos despacio, en vez de contar mentiras, sea momento de volver a mirar. Tal vez sea el momento de reflexionar sobre el guiri, sobre la lista de prioridades. Lo mismo es el momento de respetar –volver a mirar- qué es el profesor de yudo. Aprovecha, ahora que vamos despacio, tralará, para replantear si respetas el yudo.

NOS VEMOS EN LOS TATAMIS

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , ,

editado por...Wladimiro Martín @ 15:35
1 - PICA AQUÍ PARA VER y AÑADIR COMENTARIOS