3.10.21

Día Mundial del Yudo I

 Tenemos en marcha un concurso para celebrar el Día Mundial del Yudo. Como el lema de este año es "Solidaridad" los participantes deben enviar un escrito sobre dicho motivo y el yudo. Aquí va el primero. Animaos.


Cuando mi madre con tres años me apunto a yudo..., mi padre estuvo sin hablarla una semana no entendía como yo producto de su amor podía estar en, un deporte violento por supuesto desconocido por parte de los dos, disciplina ,obediencia y respeto fueron cualidades que empezaron a ver cuándo yo ni tan siquiera levantaba un metro del tatami ,ellos empezaron a ver qué el yudo era algo más era solidaridad ,con el que cae y con el que intenta levantarse vieron que no habían podido elegir mejor por qué si ,yo fui fruto del amor mis proyectos solo podían ser buenos mi vida encaminada hacia todos los valores que ellos me inculcaron y el yudo,ayudo a reforzarlos, así que hoy después de 11 años mis padres son mis mayores apoyos y yo solo tengo que dar gracias por ello.


Gracias al yudo a mis profesores compañeros y gracias a la vida por darme esta oportunidad.


Fdo. : David Santos Diego


2.10.21

Día Mundial del Yudo

 


El próximo día 28 de octubre se va a celebrar el Día Mundial del Yudo, en honor al nacimiento de su fundador Yigoro Kano. En miles de tatamis de todo el planeta habrá distintas actividades para unirse a la conmemoración. Nosotros no hemos querido ser menos. Ya va siendo una de nuestras tradicionales celebraciones. Pero desde el año pasado por motivos obvios no organizamos un festival, como solíamos hacer. De modo que le hemos echado un poco de imaginación y aprovechando que el lema de este año es solidaridad, lanzamos nuestra propuesta. Cada yudoca entregará una corta redacción con lo que para él significa la solidaridad y el yudo.


No vamos a valorar la calidad literaria del escrito; para eso ya está el colegio. Queremos historias originales, escritas con el corazón -valga la expresión-. Para incentivar la participación vamos a dar un premio al que consideremos mejor escrito. A su autor le entregaremos un cheque-regalo por valor de 10 € a gastar en la tienda Deportes Hiroshima que está en la calle Pozuelo, número 23, de Fuenlabrada. Teléfono: 91.690.60.21. (Nuestro suministrador de yudoguis). A todos los participantes les daremos un diploma oficial para recordar la fecha.


Esperamos que la iniciativa sea del agrado de todos y contar con mucha participación.


NOS VEMOS EN LOS TATAMIS.

30.9.21

Free Judo Open Day

 Miércoles 29 de septiembre de 2021






Arrancó el curso 2021 2022 y llegó nuestra primera actividad que nació hace unos años y como todo lo que hacemos lo hizo con vocación de perpetuidad. Así, podemos decir, que celebramos nuestro ya tradicional día de yudo al aire libre. Lo hemos bautizado en inglés: Free Judo Open Day.




En realidad no deja de ser una sesión al aire libre (sin ejercicios en suelo por razones obvias) para sacar el yudo de nuestro habitual y un tanto hermético habitat. Con ello, además de sumarnos a la Semana Europea del Deporte, llevamos el yudo a un parque público donde viandantes sorprendidos tienen ocasión de contemplar un deporte de masas, pero de los que se conocen como “minoritarios”. Es nuestra humilde colaboración.




El caso es que la sesión, hábilmente dirigida por el maestro Rodolfo Cruz, bien secundada por la monitora Naira Pérez, cumplió uno de sus objetivos. Algunos espontáneos, no alumnos del centro, evolucionaron con las indicaciones de los profesores.




De eso se trataba, de enseñar nuestro peculiar deporte con la posibilidad siempre abierta de captar posibles interesados.





Hay que decir que participaron muchos de nuestros alumnos, que acudieron con sus familiares al punto de encuentro. A todos ellos agradecemos mucho el esfuerzo y el respaldo a las actividades del club. Posiblemente, batimos alguno de nuestros registros de participación, lo que también nos llena de orgullo.



15.9.21

Lotería de Navidad

Ya tenemos reservado nuestro tradicional número de LOTERÍA de Navidad. NO hacemos papeletas. Sólo se venden décimos con un recargo para el club de 2 euros (TOTAL 22€). El plazo que nos han dado es el 9 de diciembre, así que hay tiempo. ¡Ánimo!



9.1.21

Suspendidas las clases el lunes y el martes

Ante la situación generada en la Comunidad de Madrid por las abundantes nevadas producidas en las últimas horas y las previsibles dificultades para el acceso al centro deportivo los primeros días lectivos tras el período vacacional de invierno, se ha decidido suspender la actividad deportiva municipal en toda la localidad.


Por este motivo de causa mayor nos vemos obligados a suspender las clases de yudo el lunes 11 y el martes 12 de enero. La actividad se reanudará el miércoles 13 de enero.


Gracias de antemano por su colaboración y comprensión.

29.10.20

Empezamos las clases el martes 3 de noviembre (2020-21)

 

​Recomendaciones para las
clases de yudo 2020-21

  1. El profesor/a recogerá a los niños en el recibidor del edificio (Pabellón Castillejo) al comienzo de cada clase (Ver cuadro). Los hará formar guardando las distancias y los llevará al tatami. Lo hará tras organizar la salida de la clase anterior (si la hay)

  1. No se permitirá acceder al edificio a niños con fiebre (más de 37,5 º).

  1. Cada niño llevará su propio gel hidroalcohólico para lavarse las manos y los pies antes de pasar al tatami, que se hará de uno en uno, siguiendo las indicaciones del profesor/a.

  1. El profesor/a llevará su propio gel hidroalcohólico que se aplicaría cada vez que tenga que corregir (físicamente) a sus alumnos.

  1. Los niños deben venir con el yudogui puesto. No se pueden utilizar los vestuarios. Antes de pasar al aula del tatami se deben guardar los zapatos en una bolsita de plástico dentro de la bolsa de yudo y ponerse las chanclas. También los abrigos o cazadoras que se lleven sobre el yudogui se guardarán en la bolsa de yudo, antes de entrar a la sala.

  1. Se pondrá un felpudo con desinfectante en la entrada del aula de yudo. Restregar el calzado ahí.

  1. El saludo se hará en dos filas contrapeadas guardando las distancias de seguridad.

  1. En todo momento se llevará mascarilla.

  1. Cada yudoca procurará estar en sus dos colchonetas correspondientes.

  1. Las filas que haya que guardar en la clase se procurarán hacer con las distancias convenientes.

  1. Se evitarán los juegos de contacto (se harán circuitos, relevos, series de velocidad…).

  1. Las prácticas (uchikomi) se harán en solitario o con cinturones que sostienen los compañeros o siempre con el mismo compañero. Si éste se ausenta preguntar al profesor/a. Se trabajara en “burbujas” de alumnos (máximo seis yudocas)

  1. No se debe salir de clase, pero si fuera imprescindible se debe ir calzados con las chanclas.

  1. No usar vestuarios ni servicios.

  1. No beber nada dentro del aula de yudo (tatami).

  1. Diez minutos antes de que concluya cada clase se comenzará a organizar la salida de cada grupo. El profesor bajará a todos los alumnos en una fila en la que irán primero los de menos edad, hasta los últimos (los de mayor edad). Los padres esperarán a los niños en “hall” guardando las distancias. Sea puntual, por favor.

  1. Entre clase y clase se ventilará el espacio del tatami.

  1. Los niños saldrán por orden de edad. Los hermanos saldrán juntos en el turno correspondiente al de menor edad.

  1. Rogamos no se amontonen; en cuanto tengan a su/s hijo/s dejen espacio para, los demás. Gracias.

  1. Los pagos son del 1 al 10 de cada mes. Es preferible pagar en la cuenta del club (ES49 2038 2439 8160 0052 2951 de Bankia). En todo caso, si no tiene más remedio que hacerlos en metálico, por favor, introduzca el IMPORTE EXACTO EN UN SOBRE con los datos del niño. Gracias.

  1. No se considerará a ningún yudoca inscrito en los nuevos grupos hasta que no se efectúe el pago correspondiente. Las nuevas tarifas son:

Las tarifas municipales para Escuela de Base en Parla son las siguientes:

* ChiquiYudo. Nacidos en 2015/2016: 10 €/mes (2 clases a la semana)

* Nacidos en 2006/2014: 17 €/mes (2 clases a la semana)

* Nacidos en 2003/2004/2005 y anteriores: 20 €/mes (2 clases a la semana)


Tarifas club para Parla (Imprescindible tener licencia de yudo RFEJYDA)

* Nacidos en 2006 y anteriores 25 €/mes (4 horas a la semana) (Si el aforo lo permite)

  1. Se procurará no repartir fotocopias por lo que recomendamos seguirnos en F acebook, en nuestro blog (el Yudiario), en nuestra página (WLAC yudo)… O, mejor, háganos llegar su teléfono para que le incluyamos en nuestra lista (no es un grupo) de Whatsapp, si aún no está en él.

  2. Se han bajado ratios de ocupación de las clases. No se superará el cincuenta por ciento del aforo máximo permitido de la instalación o del espacio donde se desarrolle la actividad.

En el caso de la práctica deportiva en grupos, estos deberán distribuirse en subgrupos dentro del espacio en que dicha práctica se realice. Estos subgrupos contarán con un máximo de 6 personas, todos ellos sin contacto físico, debiendo garantizarse una distancia de, al menos, 3 metros lineales entre cada subgrupo.



CUADRO NUEVOS GRUPOS:

Lunes y Miércoles

16.00 Grupo 1. Chiquiyudo (2015/16)

16.45 Grupo 2. Nacidos en 2013 y 2014

17.30 Grupo 3. Nacidos en 2011 y 2012

18.15 Grupo 4. Nacidos en 2008, 2009 y 2010

19.00 Grupo 5. Nacidos en 2007 y anteriores (en principio a elegir… Consultar con el profesor)

19.45 Grupo 6. Nacidos en 2007 y anteriores (en principio a elegir… Consultar con el profesor)

Martes y Jueves

16.30 Grupo 1. Chiquiyudo (2015/16)

17.15 Grupo 2. Nacidos en 2013 y 2014

18.00 Grupo 3. Nacidos en 2011 y 2012

18.45 Grupo 4. Nacidos en 2008 2009 y 2010

19.30 Grupo 5. Nacidos en 2007 y anteriores (en principio a elegir… Consultar con el profesor)

20.15 Grupo 6. Nacidos en 2007 y anteriores (en principio a elegir… Consultar con el profesor)



NOTA: Queremos insistir en que hemos trabajado duro, para dar con esta solución dentro de lo que nos han ofrecido y dentro de las limitaciones de todos conocidas. (“Esto es lo que hay” se nos ha llegado a decir). Nos ha movido siempre colmar las expectativas del colectivo, dentro de lo posible, aún sabiendo del sacrificio que muchos tendrán que hacer (incluidos nosotros). No obstante, contamos, como siempre, con su comprensión y colaboración.



Gracias. NOS VEMOS EN LOS TATAMIS.

22.5.20

Daltonismo (Vieja anécdota)


Hubo una etapa en que mi profesor de yudo, Rafael Ortega, juntó fuerzas y amistad con Álvaro Pastoriza y con José Luis de Frutos. Visitábamos los locales de ambos maestros. Sobre todo, por su amplitud, visitábamos el colegio del madrileño barrio de Chamberí que regentaba Álvaro Pastoriza. Era el maestro de los hermanos Gracia (Perico y Miguel Ángel), de Ramón Ayala, del Nano (José Manuel García García)…

Recuerdo que no daban la luz (seguramente por ahorrar) y nos arreglábamos con la poca luz solar que se filtraba por las ventanas. Lo cierto es que se veía poco. Celebrábamos entrenamientos los sábados y a uno de ellos acudió otro club más invitado. De esa forma estaba un tal Ramos, que había quedado, recientemente, campeón de España. Creo que había ganado a uno de mi club que, desde entonces, tenía cuentas pendientes con él. El “picado” de mi club era Fidel y se caracterizaba por tener la vista algo alterada; entre otras cosas era daltónico.

Era mayor que yo y por entonces les teníamos mucho respeto a nuestros mayores. Yo para él era un “kojai” según la nomenclatura japonesa. Le debía respeto a mi sempai (Fidel lo era por tener ya el cinturón negro y por ser mayor – también le guardo muchísimo cariño -). Yo venía a ser un simple meritorio.

En el entrenamiento había un chaval de mi edad, Blas, que se daba un aire, en lo físico, al tal Ramos. Se parecían.

Ramos fue conminado a permanecer haciendo randori (luchas) con cuantos quisieran. Fidel me dijo que le llevase ante él en la siguiente ocasión. Me lo dijo con gesto serio y mirándome a la cara. Quería restañar viejas heridas, sobre todo quería resarcir su orgullo herido -supongo -.

De ese modo me aproximé a Ramos y le dije que mi amigo quería luchar con él, al siguiente randori. El muchacho se excusó diciendo que ya estaba comprometido. Me entró el pánico (teníamos algo más que respeto; rectifico).

En ese momento se cruzó conmigo Blas, que era un chico del montón (y más joven como queda dicho). Le dije que mi amigo Fidel quería luchar con él al siguiente randori. Se extrañó mucho, pero aceptó como buen yudoca.

Llegó el momento y llevé a Fidel - casi de la mano - ante el asombrado Blas. Le dio una soberana paliza con insultante facilidad. Al acabar le oí mascullar: “¡Vaya mierda…! ¿y ese tío es Campeón de España?”

El joven Blas se llevó un fuerte correctivo sin saber lo que pasaba, yo me libre de desairar al sempai Fidel y él seguramente soltó parte de sus resquemores. No sé si a partir de entonces cogió confianza y ganó a Blas. Lo que sé es que se veía poco y yo me salvé de males mayores. Jamás, hasta hoy, dije nada de nada a nadie.

10.5.20

La vieja alumna


Por las mañanas me ocupaba en menesteres periodísticos, por las tardes daba mis clases de yudo y a ratos llevaba como podía el club. No me sobraba el tiempo.

Una mañana cogí la moto y me dirigí a la antigua Universidad Cisneriana de Alcalá de Henares. No recuerdo ahora si se trataba de una acto en el interior o necesitaba una foto de su imponente fachada (también ejercía de fotógrafo). No importa, el caso es que busqué donde dejar la moto y la llevé a un rincón de la plaza. Me pareció un buen lugar cerca de la puerta de lo que parecía un cuartel cerrado. Así es que estaba yo bajándome del vehículo cuando ohí, a mis espaldas, una voz enérgica, que me pareció recriminaba el que dejase allí la moto. No obstante la voz tenía algo raro, era de una mujer, por más que al darme la vuelta asustado, sólo acertaba a ver un soldado. Estuve entonces en estado de colapso, en una de esas situaciones en que por más que sabemos que duran poco la sensación es de que el tiempo se detiene. Creo que mi mente luchaba por encontrar una explicación plausible para dejar allí la moto y buscar en remotos lugares a quién pertenecía esa voz. Era una lucha.

Creo que finalmente encontré la solución, en aquel pozo, gracias a su mirada.

“¡Susana, qué susto me has dado!”

Se trataba de una antigua alumna a la que no veía hacía años. Sabía que era militar porque había coincidido con ella en ese largo lapso, desde que dejó de practicar, en algún acto que cubrí en la Base Automovilística de Torrejón de Ardoz. No obstante no esperaba verla con todo el uniforme reglamentario y el cetme calado.

No me reñía, ni mucho menos, sino que se intentaba asegurarse que veía, en aquella extraña circunstancia, a su viejo profesor de yudo.

Tras la anécdota me contó rápidamente algo de su vida. Tenía que volver a su puesto de vigilancia no obstante lo cual nos saludamos con mucha alegría.

Pasó algún tiempo y volví a coincidir con ella en nuestro pueblo. Yo estaba en una terraza tomando algún refresco y ella se acercó a saludarme. Creo que también estaba en dicho establecimiento con sus dos hijos y su marido. Me dijo que le gustaría que sus hijos practicaran yudo como ella. Que iban a un colegio en el que no daban la actividad (pese a que en tiempos el yudo lo impartió un amigo).

Me dirigí al centro con un proyecto y lo presenté pese a que me dio la impresión de que no me hacían ni caso. Al cabo de un tiempo volví al centro a preguntar por mi proyecto. Me hicieron menos caso (“ya le llamaremos”).

Ojalá hayan acabado implantando la actividad en dicho colegio. Creo que es una gran herramienta educativa. Pero lo que está claro es que es muy difícil revivir en nuestros hijos experiencias propias. Tan pronto nacen, comienzan a desarrollarse como personas ajenas a nosotros. Y puede que hasta eso sea bueno (al menos para muchas cosas). En todo caso, es como es.

Como dice Galdeano: “Fuimos nacidos hijos de los días, porque cada día tiene una historia y nosotros somos las historias que vivimos”.